9 de Octubre. Día de la Comunidad Valenciana.

Llega octubre, y con él llega nuestro día, llega el día de la Comunidad Valenciana. Un día en el que el ciudadano tiene un amanecer diferente y en nuestra comunidad luce el sol aunque las nubes se lo intenten impedir. Un sol que baña nuestros campos de ese brillo que sólo esta tierra posee, un sol que con una declaración de amor a nuestros barrios y pueblos convence a la luna para que comience más tarde su turno.

Es momento de rendir honor a nuestra real señera, es momento de alzarla hasta lo más alto y teñir el cielo de azul, rojo y amarillo, momento de pañuelos sin lágrimas, de mazapán sin ser Navidad, momento de entonar al unísono nuestro himno, momento de hacer conciencia de quienes somos y de donde venimos. Es el día de demostrar a todos aquellos que quieren la muerte de nuestra historia que estamos en el presente para luchar por ella y que nos dejaremos el alma para que nuestros hijos, en el futuro, continúen con la misma gesta.

El 9 de octubre no debe ser un día cualquiera. El 9 de octubre debe ser un día donde Alicante luche por sus Hogueras de San Juan, donde Castellón defienda su Magdalena y donde Valencia muera por sus Fallas. Es el día donde nuestras tres ciudades deben defender aquello que nos quieren arrebatar, defender no solo nuestra cultura. Y si, soy el primero que opina que las culturas basadas en prácticas primitivas e inhumanas deberían desaparecer, pero esto no es solo cultura, esto es puro sentimiento.

Y señores gobernantes, digo gobernantes porque líder es aquél que se afloja la corbata, se desabrocha el primer botón de la camisa y rema junto a su pueblo, en cambio ustedes guardan los remos en paraísos fiscales y sobres mientras piden a su pueblo que avancen “a pelo”. Púes bien desde aquí quiero contarles algo que si les causa indiferencia será el primer paso para el fin de su partido. Ya nos han quitado el pan que llevarnos a la boca, ya han podrido nuestras neveras, han violado el pasado de nuestros mayores, el presente de nuestros jóvenes y el futuro de nuestros niños, sean listos y no intenten robarnos la identidad.

Una identidad que nos hace fuertes como comunidad para luego ser mucho más fuertes como nación junto al resto de comunidades. Una identidad abanderada por nuestra señera al compás de nuestro himno. Un himno que les ofende, que quieren cambiarlo por su alusión a España; señores gobernantes, nací en Valencia, capital de la Comunidad Valenciana, comunidad autónoma de España. Así que déjense de estupideces, paren ya de intentar adoctrinar a una sociedad tan vulnerable, cambien el objetivo de su política, piensen en su pueblo y no en quien la tiene más grande.

Y para acabar, primero perdón por alargarme tanto, y segundo quiero volver a mandar un mensaje, en nombre de los valencianos, a ustedes, nuestros políticos y máximos representantes. Pero esta vez en la lengua, para mí, con más sentimiento, el dialecto con el que mi abuelo me crió, con el que la poesía y la musica llegan hasta el alma, en el idioma con el que mi corazón baila, la lengua valenciana.

Senyors polítics, tinc poca idea de política, ho confesse, pero si alguna cosa he aprés durant la meua educació és que la política deu buscar el be comú de la seua societat, i vostés ya nos estan cansant. Per això, des d’ací els advertixc que nosatres, els valencians, no tenim treball, no tenim salut, no tenim diners. Pero quan nos vullguen furtar la identitat recorden que per les nostres venes corre sang blava, roja i groga, que el nostre cor esta replet de pólvora i que en l’horta tenim unes taronges en una grandaria similar al dels nostres sants collons.

Alberto Prieto Odena

About the author /


Related Articles

1 comentario

  1. Unodetubarrio

    Patético, tanto el contenido como la forma, deja de escribir y dedicate a ver el futbol con los Yomus.. Ahi tu inteligencia encaja más

Comenta la noticia

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados*