Amel, víctima de la guerra siria desde antes de nacer

Una bebé siria nació de urgencia en un hospital de Alepo después de que su madre sufriera gravísimas heridas tras un ataque aéreo en esa misma ciudad. Trasladada de inmediato al centro de salud, dio a luz mediante una cesárea a su hija, quien presentaba restos del ataque que había sufrido Amira, tal como se identificó a la mujer.

Al sacarla del vientre de su madre, los médicos vieron que la recién nacida presentaba una herida en la cabeza: tenía una metralla que debió ser sustraida quirúrgicamente. Los médicos del Consejo Médico de la Ciudad de Alepo se sorprendieron ante este hecho y decidieron realizar una grabación que ilustra lo que padece la población siria que se desangra en una guerra civil interminable.

«No sabemos si la niña salvó a la madre de la metralla o fue la madre la que salvó a su hija», dijo a la CNNN uno de los doctores que participó en la operación, «pero si sabemos que el diabólico régimen (sirio) intentó matarlas a las dos».

Source: La Razón Portada

About the author /


Related Articles