Antología bolsonarista

En los últimos tiempos Bolsonaro ha moderado tanto su discurso, que parece un centrista de toda la vida. Diríase que se ha sometido a un lifting intelectual para transformar a un ultra peligroso en un respetable liberal. Pero lo que tiene el mundo de hoy es que todo queda reflejado en internet. ¿Verdad o mentira?. Esa es otra cuestión, pero la antología de expresiones que se atribuyen al ex militar es amplía y da para hablar. Entresacando expresiones de sus discursos, entrevistas en redes sociales y tv, e incluso blogs, resulta el siguiente breviario:

“Soy favorable a la tortura… y el pueblo es favorable a ella”. Relativizó la gravedad de asesinatos cometidos por la dictadura, como en el caso del periodista Vladimir Herzog, cuando dijo “suicidio acontece”.

“A través del voto no vamos a cambiar nada en este país (…) absolutamente nada, y haciendo el trabajo que el régimen ( la dictadura) no hizo, matando unos 30 mil, van a morir algunos inocentes”

“Espero que acabe hoy (el gobierno de Dilma) infartada o con un cáncer”.

Llamó “vagabunda” a una periodista, y de una contrincante política dijo: “no mereces ni que te viole, de fea que eres”

“Los afrodescendentes más leves pesaban 7 arrobas…no hacen nada…creo que ni para procrear sirven (sobre los indios).

“Si llego a la Presidencia, independientemente de mí, todo ciudadano va a tener un arma de fuego dentro de casa”.

“No hoy a tener ni un centrímetro marcado para reserva indígena o para quilombola”

Su vicepresidente, el general Mourao, llamó a los negros “malandros” y a los indígenas “indolentes”.

A su hijo, Eduardo Bolsonaro, se le atribuye la siguiente frase: “las mujeres de derechas son mucho más bonitas que las de izquierdas. Ellas no enseñan los pechos en las calles ni defecan en las calles. Las mujeres de derechas tienen más higiene”.

Bolsonaro: “Si un hijo tuyo empieza a quedar medio así, medio gayzinho, lleva un cuero y verás que cambia mucho el comportamiento de él”.

Con relación a este último punto, las críticas que recibe por sus declaraciones de tinte homofóbico, Bolsonaro ha reiterado en los últimos días, dentro de su actual estrategia de moderación, que lo que él quiere decir es que los niños “deben ir a la escuela para aprender matemáticas, lengua o geografía”, y no para “aprender sexo”.

“Un padre no quiere que el hijo aprenda a hacer sexo, homo o hetero, a partir de los seis años de edad. Y entonces (por eso) inventaron que soy homofóbico, que voy a matar gays”.

Y añadió: “Un padre no quiere llegar a casa y ver a su hijo jugando con muñecas por influencia de la escuela”, pero aseguró que, en caso de que sea presidente, “los homosexuales serán felices”.

También ha sido evidente grande su esfuerzo por rechazar las críticas a que es racista y misógino. Hace dos días apareció en Facebook junto a uno de sus candidatos negros en Rio, y dijo de él que es “un tipo inteligente, buena persona y amigo mío de siempre: evidentemente, no estoy en contra de los negros, y tampoco contra las mujeres, y prueba de ello son las cientos de mujeres que van en mi candidatura y las miles de ellas que me apoyan”.

Source: NGT Internacional

Tagged with:    

About the author /


Related Articles