Artadi quiere el puesto de portavoz y exige a Turull que renuncie

Las negociaciones para formar gobierno están estancadas. El presidente Quim Torra va a manifestaciones, hace su toma de posesión en la clandestinidad vetando el paso a la mayoría de periodistas, viaja a Berlín para hacer su primera rueda de prensa con Puigdemont y visitará a los presos que se encuentran en la cárcel de Estremera. Sin embargo, su gobierno dista mucho de ver la luz. Tanto es así que el Parlament, según fuentes consultadas por este diario, retrasará al jueves o viernes que viene la celebración de un Pleno para que comparezca Torra y dé cuenta de la estructura y la composición de su ejecutivo.

ERC mantiene su posición de nombrar consellers que puedan ejercer sus funciones, negando la posibilidad de que accedan a sus puestos personas que estén en prisión preventiva o huidos en Europa. Así lo hizo saber Oriol Junqueras desde Estremera y tendrá ocasión de escucharlo en primera persona Joaquim Torra. Esta posición de los republicanos ha desatado un fuerte enfrentamiento con Toni Comín, que desde Bruselas pretende ser conseller de Sanidad en la distancia. Una opción que rechaza su partido y la gran mayoría del sector sanitario que así lo ha hecho saber a los líderes independentistas. Desde la formación republicana se insiste en cerrar el gobierno «cuanto antes porque cuanto antes lo cerremos antes se levantará el 155».

Todo parecía controlado en el sector de Junts per Catalunya, pero en las últimas horas se ha roto la bonanza y el buen rollo. Elsa Artadi y Damià Calvet han hecho saber que no están dispuestos a ser meros títeres en el nuevo gobierno. Las intenciones de Puigdemont, y en consecuencia asumidas por Torra, era nombrar a Jordi Turull y Josep Rull como consellers de Presidencia y Territorio. El primero como conseller de Presidencia y el segundo de Territorio. Pues bien, en las últimas horas Damià Calvet que estaba designado como Comisionado de Rull y Elsa Artadi, que optaba a ser la portavoz del Govern, competencia de Presidencia, además de consellera de Empresa, han hecho saber a Torra que no están de acuerdo con esta decisión. Fuentes conocedoras de las negociaciones han afirmado a LA RAZÓN que Artadi y Calvet están presionando a Rull y Turull para que renuncien a su restitución en el ejecutivo.

Si los consellers de JxCat todavía están en el aire a la espera de la decisión que tomen los encarcelados, en ERC, como avanzó este diario, ya están casi todos los consellers designados. Así, como hombre fuerte de los republicanos en el Govern estará Pere Aragonès, que asumirá la vicepresidencia y la conselleria de Economia. Mientras tanto, en Agricultura recalará la actual diputada en el Congreso, Teresa Jordà; en Justicia, Esther Capella; en Bienestar Social y Trabajo estará el diputado en el Parlament de origen árabe Chakir El Homrani; en Educación, Josep Bargalló; en Sanidad, con permiso de Comín, estaría David Elvira, y en Exteriores todavía es una incógnita quién ocupará el lugar. En cualquier caso, lo cierto es que este Govern estará abocado a la inestabilidad por las inteferencias de Carles Puigdemont desde Berlín y por el rechazo de la CUP a sostener a JxCat si no hay medidas rupturistas.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles