Aznar se ofrece para refundar la unión del centro-derecha

Existía expectación hoy para conocer la posición del ex presidente del Gobierno, José María Aznar, tras los acontecimientos sucedidos en los últimos días. La sentencia del “caso Gürtel”, la moción de censura, y la reciente renuncia del hasta hace unos días presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Y la reacción no se ha hecho esperar. El ex líder del PP se ha mostrado contundente al afirmar que “el centro derecha está desarticulado”. Sin referirse en ningún momento al que ha sido su sucesor y años atrás mano derecha en su partido, Aznar ha asegurado que a consecuencia de la crisis “ de partidos y de liderazgos” que hoy se vive en España, se ofrece, desde su posición actual para contribuir a la unión del centro derecha.

“Vivimos unos días animados”, ha afirmado al comienzo de la presentación del libro de su secretario general de Presidencia, Javier Zarzalejos, “No hay ala Oeste en La Moncloa” para luego reflexionar que a su juicio, “la reconstrucción de un centro-derecha es indispensable para ver confianza en el futuro de España”. Desde su posición actual, en la que para él no tiene que responder a nadie y puede hablar con “total independencia política”, afirmó que a él “no le representa nadie” y que “su compromiso es con España y con los españoles” que desean “una sociedad abierta y de progreso y que defienden ideas conservadoras y liberales y quieren verse en un espacio sólido y de centro derecha”. A su juicio, España vive hoy en día una “situación política muy complicada” y existen tres crisis graves: “una crisis de secesión, de sistema de partidos y de liderazgos”.

Sobre la crisis de partidos ha lamentado que “el centro derecha ha sido desarticulado” y que “lo que antes estaba unido hoy está dividido y enfrentado”. Además, ha recordado que él ya había avisado hace tres años de la necesidad de reconfigurar las políticas que se estaban realizando” en el Partido Popular pero que sus consejos no fueron recibidos. “No recibí más que improperios”, ha lamentado.

Las críticas también se centraron en la gestión del artículo 155 de la Constitución en Cataluña por parte del Gobierno del PP. “Hemos vivido y seguimos sufriendo un intento de golpe de Estado en Cataluña”, una situación que a su juicio hoy todavía “no ha sido desmantelada”. En su opinión, la restauración de la normalidad institucional “no puede venir por milagro de conversión, ni por cesiones, sólo después de haber desarticulado el movimiento secesionista”.

Sobre el nuevo gobierno que está en ciernes, Aznar ha recomendado a Pedro Sánchez que ponga “el principal acento en la reconstrucción de la izquierda”.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles