¿Buscas cambiar de trabajo y no sabes por dónde empezar?

 

La regla de oro para encontrar un nuevo empleo está en el «networking», es decir, mantener contacto con la gente de nuestro entorno, desde antiguos compañeros de estudios a los amigos con los que hemos coincidido a lo largo de nuestra trayectoria profesional. Es el primer punto de distribución del currículum vitae. Sólo el 30% de las ofertas están en los portales de empleo; el resto se mueve en el mercado oculto. Lo dicen los expertos, quienes aconsejan mantener siempre actualizado nuestro perfil en las redes sociales, sobre todo en Linkedln, la más vista por las empresas a la hora de reclutar a gente (el 80% va a mirar nuestro Linkedln antes de llamarnos) y en la que, «si no estamos no existimos», señala Amber Wigmore, ejecutiva de carreras profesionales en el IE Business School. Esta profesional nos da las claves para sacar el mayor partido a esta red social. Para ello es aconsejable no centrarse tanto en el pasado sino en la dirección en la que se quiere ir. Es decir, en qué sectores nos gustaría trabajar o en qué tipo de empresa. Rastrear las compañías que se adapten a lo que buscamos, estudiarlas y enriquecer el currículum con las palabras clave que aparecen en las ofertas de empleo es la mejor manera de utilizar con éxito esta red social. De esta forma ganaremos en visibilidad. Hay que tener en cuenta otros dos factores importantes, la marca personal que hayamos forjado a lo largo de nuestra trayectoria personal («personal branding»), también clave a la hora de vendernos, y el «elevator pitch» (lleva este nombre, en referencia al poco tiempo empleado para vendernos comparándolo con un viaje en ascensor), explica Wigmore. Se trata de tener memorizado un discurso con lo que hacemos y las cosas que nos apasionan, para poder explicarlo en ese breve viaje en ascensor.

Source: New feed

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados*