Condenados a 17 a帽os de prisi贸n dos yihadistas que quer铆an atentar en Ceuta

La Audiencia Nacional ha condenado a 17 a帽os de prisi贸n por delitos de participaci贸n activa en organizaci贸n terrorista y dep贸sito de armas de guerra con fines terroristas a Abdelilah Chellaf, 鈥淪tilike鈥, e Icham Abdeselam, 鈥淏arbarroja鈥, que se reun铆an en un garaje de Ceuta en el que exaltaban las acciones suicidas de Daesh al tiempo que, seg煤n declar贸 un testigo protegido, propugnaban hacer lo mismo en Ceuta. Ambos individuos integraban un grupo permanente, al menos desde 2011 y hasta su detenci贸n el pasado a帽o, que ten铆a escondido en un descampado un subfusil, dos machetes y un cuchillo de grandes dimensiones.

El tribunal, presidido por el magistrado Alfonso Guevara, considera probado que Chellaf y Abdeselam se reun铆an en la m谩s estricta confidencialidad en el garaje del primero para abordar asuntos relacionados con la yihad, aprovechando unas reuniones que, en principio, ten铆en como objetivo el tr谩fico de drogas. En estos encuentros peri贸dicos se fue apuntalando en ambos 鈥渓a radicalizaci贸n en los postulados m谩s extremistas del salafismo, exhibiendo videos y haciendo escuchar c谩nticos yihadistas y realizando continuos rezos, adem谩s de proferir consignas de exaltaci贸n de acciones terroristas suicidas llevadas a cabo por comandos armados del Daesh, al objeto de incitar a los asistentes a la comisi贸n de acciones similares鈥.

En la condena de los dos procesados ha sido clave la declaraci贸n de un testigo protegido que declar贸 en la vista oral que cuando el grupo terrorista ve铆a los v铆deos de la lucha de los yihadistas aseguraban que 鈥渆so es lo que hab铆a que hacer en Espa帽a, en concreto en Ceuta鈥. Asimismo, pudo ver c贸mo el t铆o de 鈥淪tilike鈥 -condenado a doce a帽os de c谩rcel por pertenencia a organizaci贸n terrorista- les entreg贸 las armas que posteriormente 鈥淏arbarroja鈥, junto a otra persona, enterraron en un descampado pr贸ximo.

Para los magistrados, los v铆deos exhibidos en el juicio oral encontrados en los registros de los domicilios de los acusados, as铆 como las armas que ten铆an a su disposici贸n 鈥減ermiten concluir que ambos acusados formaban parte de una organizaci贸n de car谩cter terrorista鈥. A帽aden que su conducta no fue una colaboraci贸n puntual m谩s o menos permanente, sino que 鈥渆stamos ante una pertenencia activa en una organizaci贸n o grupo terrorista que estaba dispuesta a realizar acciones necesarias para alcanzar los fines del alterar la paz p煤blica y/o subvertir el orden institucional participando de los discursos y actividades de la ideolog铆a radical, que anima su actuaci贸n, lo que va m谩s all谩 de una mera colaboraci贸n鈥. Lo hicieron, seg煤n el tribunal, como medida de seguridad tras unas detenciones en Ceuta de miembros del grupo terrorista.

Las armas que escondieron de madrugada en ese rudimentario zulo, en marzo o abril de 2016, precisa la Sala, eran un subfusil MP5 del calibre 9mm Parabellum de fabricaci贸n iran铆 con cargador de 26 cartuchos, en perfecto estado de funcionamiento, dos machetes de 45 y 43 cm de largo y un cuchillo de grandes dimensiones.

El punto de inflexi贸n en la radicalizaci贸n de los dos condenados se sit煤a en 2016, cuando tras los atentados de Par铆s en noviembre del a帽o anterior profer铆an frases como 鈥渆sto es lo que hay que hacer en Ceuta, lo que han hecho en Francia鈥 y 鈥渧ivan nuestros hermanos鈥, relata la sentencia.

Tras la detenci贸n de los acusados, en el registro de la vivienda de Chellaf los agentes hallaron un foto de la zona donde se encontraron las armas enterradas, un dato que la Audiencia considera 鈥渆sencial鈥, as铆 como diferentes im谩genes y v铆deos de muyahidines. En el domicilio de su compa帽ero se encontraron im谩genes de muertes y masacres, as铆 como diversos audios de cantos religiosos con llamamientos a la yihad.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles