Dibujando la discapacidad

 

IIván, Diego, Cristina, Pablo, Alma, Valeria, Beatriz, Inés, Andrea, Ana, María y José María se han convertido en las estrellas del colegio María

Corredentora. Ellos son los artífices de las ilustraciones del libro “La princesa viajera. Cuentos de monstruos y piratas y la máquina del tiempo”, una obra que recoge los relatos que Gracia Iglesias, Marta Robles, Cristina Salas y Anatxu Zabalbeascoa han realizado para la Fundación Garrigou, de forma completamente altruísta. Y, en lugar de encargar a un dibujante que pusiera color a sus palabras han sido los chicos del “cole” los que se pusieron manos a la obra.

La ilustradora Rosa Osuna se postuló como directora de orquesta. Ella ha sido la encargada de dar indicaciones y ánimos a los recién estrenados dibujantes. Durante varios meses se ha reunido con ellos cada jueves para dar vida a la princesa Tirulina, a Luis, a Dido o a Ernesto, los portagonistas de las cuatro historias. “Cuando entré por primera vez me miraron como si fuera un marciano”, asegura Osuna. Desembarcó con sus cajones llenos de papeles con colores, de cartulinas, de todo tipo de materiales. “Al principio todo les sonaba a chino, pero fueron evolucionando muy rápido”. Y es que todos han puesto su imaginación al servicio de cada uno de los cuentos. En muchos casos ha sido su forma de comunicarse. Como reconoce Osuna, “su discapacidad no me suponía un esfuerzo añadido. Ha sido un grupo muy voluntarioso y humilde”.

Sonsoles es la madre de uno de estos jóvenes artistas, José María, de 17 años. La mayoría de los participantes en el taller eran adolescentes y eso se notaba. Como recuerda Rosa Osuna, “un día me dí cuenta de que José estaba enfadado y su profesora fue a preguntarle qué le ocurría”. Simplemente quería cambiarse los pantalones de chándal que llevaba porque “no estaba guapo”. Como cuenta su madre, “de vez en cuando le salen estos gestos de adolescente”. Después del gusto que le ha cogido a la pintura, ¿ahora quiere ser dibujante? “Qué va”, responde su madre. “Él ya lleva tiempo diciendo que quiere montar un grupo de rock. Él y un grupo de amigos”, cuenta divertida. A José le encanta escuchar a Auryn y se sabe sus canciones. Ya lleva tiempo soñando con ir al programa de televisión “La Voz”.

Como broche final de actividad a los organizadores se les ocurrió imprimirles una foto a cada uno de los participantes para que se pudieran autorretratar. Estas son las obras que guarda con más ilusión de Rosa Osuna. “Me los dieron firmados y los guardo con mucho cariño”. Y es que son en estos dibujos donde se aprecia, de verdad, la diversidad creativa de los chicos y su capacidad de ver lo que otros no ven.

Source: New feed

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia