El adelanto electoral en Reino Unido pone en riesgo la visita de los Reyes

La visita de Estado de los Reyes Felipe y Letizia al Reino Unido, prevista para los días 6,7 y 8 del próximo mes de Junio, corre riesgo de suspenderse o de que se tenga que cambiar de fecha. El motivo de este contratiempo se debe al anuncio de la Primera Ministra británica, Theresa May, de celebrar elecciones precisamente el día 8, última de las jornadas previstas para la estancia de los Reyes españoles en la capital inglesa.

Fuentes del Palacio de la Zarzuela han obviado cualquier tipo de comentario ya que la decisión de suspender o modificar los días de la visita real está en manos de la diplomacia y la Casa Real inglesa, cuyos responsables serán los encargados de transmitir si es pertinente o no la presencia de don Felipe y doña Letizia en esa fecha decisiva para el futuro político de la Isla.

En cualquiera caso, habrá que esperar a ver qué pasa mañana en el Parlamento de Westminster con la votación de la propuesta de May de adelantar las elecciones a pesar de que su promesa era llegar hasta el 2020 sin consultar al electorado. Hay que tener en cuenta que la Primera Ministra necesita para sacar adelante su decisión el voto a favor de dos tercios de la Cámara, lo que significa que tendrán que contar con el sí de los parlamentarios de otros partidos además de los conservadores.

En la agenda provisional de la visita de Estado de los Reyes Felipe y Letizia, cuyo contenido se guarda celosamente por parte española y británica, lo único que se ha podido saber es que constan para el día 8 varios actos oficiales. El de más relevancia entre ellos, puesto que requiere la presencia de la Reina Isabel II, es la ceremonia de despedida en el Palacio de Buckingham, residencia oficial de la Jefa de Estado del Reino Unido y lugar donde estarán alojados los Reyes españoles durante su visita. Esta circunstancia hace que se tengan dudas sobre la conveniencia y oportunidad de que se mantenga una ceremonia de ese tipo, provista de la pompa y boato que mantiene la Casa Real de los Windsor, en la misma jornada que los ciudadanos británicos deciden con sus votos el futuro político de Gran Bretaña.

Algunas fuentes oficiales ya empezaron a temer complicaciones de cara a la celebración de esta visita real cuando se puso sobre el tapete la situación de Gibraltar después del Brexit, con el rechazo mayoritario británico a la propuesta de soberanía compartida entre España y el Reino Unido. No hay que olvidar que los Reyes Juan Carlos y Sofía decidieron no asistir a la boda de los Príncipes de Gales al anunciarse que Carlos y Diana iban a empezar su luna de miel a bordo del yate Britania en Gibraltar.

En cualquier caso, habrá que estar pendiente en los próximos días de lo que decida el Gobierno y el Palacio de Buckingham. La pelota está ahora en su tejado y de ellos depende que la visita de los Reyes españoles siga adelante o se suspenda de nuevo.

Source: New feed

Tagged with:    

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados*