El director de gabinete de Batet en Político Territorial, un defensor del artículo 155

El profesor titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona Eduardo Roig ha sido nombrado director del Gabinete de la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet.

Ha escrito artículos de prensa en medios catalanes y sus ámbitos de investigación son fundamentalmente el estado autonómico, con especial atención a las relaciones intergubernamentales, el proceso de integración europea y el régimen jurídico de la inmigración.

Además de las actividades docentes e investigadoras y las publicaciones en los citados ámbitos, Roig ha realizado estudios e informes para diversas administraciones públicas y trabajó como asesor en el Gabinete de la Presidencia del Gobierno en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero.

En sus artículos sobre la aplicación del artículo 155 en Cataluña, Roig defiende la “constitucionalidad” del acuerdo del Gobierno en el que se concretó el 155 y considera que se basó en la aprobación en el Parlament de las leyes de transitoriedad y del referéndum del 6 y 7 de septiembre y no en la actuación administrativa del Govern o en la “dudosa” declaración de independencia del 27 de octubre.

En otro artículo tras el referéndum del 1 de octubre sostenía que la “canalización jurídica” de la discusión ha tenido una “importante ventaja” y lo consideraba una “victoria segura”. “El choque de trenes entre gobiernos se ha transformado en algo tan poco dramático como repetidos procedimientos ante el Tribunal Constitucional”, aseguraba.

“Quienes no compartimos las posiciones independentistas hemos visto como el debate jurídico ofrecía una victoria segura, pues ninguna duda a mi juicio existe sobre la creciente ilegalidad de las posiciones defendidas desde el independentismo. Sentencia a sentencia sus posiciones se han transformado en una huida hacia adelante, jurídicamente, insostenible”, escribió Roig.

“Con referéndum o sin él, pactado o unilateral, legal o ilegal, no parece que esas cifras se muevan, ni vayan a hacerlo: el ‘procés’ se ha convertido desde hace tiempo en una guerra de trincheras; ese es el problema de fondo para unos y otros, para todos”, apuntaba el que será jefe de gabinete de Batet.

En todo caso, justificó el 155 en términos políticos al considerarlo como “el último intento de situar al presidente Puigdemont ante su responsabilidad con esa misma autonomía”. Consideró que la aplicación fue “franca” y “realista”.

“El incumplimiento y el atentado está en la abierta desobediencia al ordenamiento jurídico español en el camino hacia el logro de la independencia de Cataluña”, escribió entonces el nuevo director de Gabinete de Batet.

“La limitación del 155 a facultades administrativas o gubernamentales, sin incidencia en esa mayoría política, es una posición defendible jurídicamente, y defendida repetidamente en estas mismas páginas. Pero deja sin respuesta posible el incumplimiento y daño al interés general de carácter político. Ése ha sido el relevante en estas semanas, y la necesidad de que exista una respuesta constitucional a esa situación me lleva a asumir la constitucionalidad de la interpretación concretada en el acuerdo del Gobierno“, explicaba en un texto en el que analizaba la aplicación del 155 desde un punto de vista jurídico.

Igualmente, Roig defendió la convocatoria de elecciones, al entender que “respeta el pleno mantenimiento de la autonomía tras su suspensión” y que “resulta necesaria para posibilitar una actuación de los parlamentarios acorde con el sistema constitucional”. Mostró más dudas con respecto a la suspensión de la actividad del Parlament, o con respecto a previsiones de carácter ejecutivo en relación con la posición de los empleados públicos, lo que a su juicio “podían” plantear dudas desde la “proporcionalidad”.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles