El emotivo abrazo entre el dueño del hotel de Calella y un Guardia Civil

«No os vamos a abandonar nunca». Estas son las palabras de un guardia civil que fue incapaz de consolar al dueño de un hotel de Cataluña donde se albergaban algunos agentes. Una de las escenas más tristes que se ha vivido estos días en Cataluña es la expulsión de un hotel de Calella de los agentes de la Guardia Civil que allí estaban alojados. El dueño del establecimiento se veía obligado a tomar esta decisión ante las presiones del independentismo pero no pudo evitar sentirse mal ante los agentes a los que tenía que echar. El responsable del contingente, comprensivo con su situación, trata de consolarle y, finalmente, ambos se funden en un abrazo.

Como este empresario, muchos hoteleros se encuentran delante de una encrucijada a la cual están sometidos por culpa de los dirigentes golpistas de su comunidad. Cuando varios agentes de la Benemérita se disponían a abandonar su estancia, obligados por la enorme presión social e institucional, el hombre se vino abajo. Desesperado, apenas podía articular palabra. Les llega a ofrecer dinero e incluso les propone pagarles el alojamiento a todos los policías que mantenía hospedados. El guardia civil, sorprendido, reacciona dándole las gracias «por ser como eres. Hay mucha gente que son como vosotros, y no os vamos a abandonar nunca, nunca». Acto seguido los dos se dan un emotivo abrazo y se van a tomar un café. El vídeo se volvió viral a las pocas horas de conocerse. Un documento que demuestra la fractura que el Gobierno totalitario de Cataluña ha provocado. Este hombre pertenece a una gran parte de la sociedad catalana que se siente amordazada, amenazada y sin capacidad de respuesta. La Guardia Civil aprovechó para emitir un comunicado en el que agradecía todas las muestras de cariño y los ofrecimientos logísticos de los ciudadanos, pero que están obligados a rechazarlos por motivos «operativos y de seguridad».

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles