El exdirectivo de Empleo andaluz pagó 10 veces en prostíbulos con la tarjeta de la Junta «por error»

El exdirector de Faffe Fernando Villén ha admitido hoy, “muy arrepentido”, haber gastado 31.969 euros en prostíbulos en los que pagó con su tarjeta de la fundación pública, si bien lo devolvió todo, y ha enmarcado su comportamiento “indecoroso e impresentable” en su actividad comercial en Faffe.

Villén ha declarado hoy por segunda vez en el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, donde es investigado por prevaricación y malversación por irregularidades en contratos de Faffe, después de conocerse un atestado de la UCO que revela 72.486 euros gastados con su tarjeta, 31.969 euros en cinco clubes de alterne de Sevilla, Cádiz y Córdoba en doce ocasiones del 2004 al 2010.

El exdirector de Faffe ha declarado durante una hora en la que ha respondido sólo a las preguntas del fiscal y de su abogado, admitiendo los gastos recogidos en el atestado de la UCO y mostrándose “muy arrepentido” por un compartamiento “indecoroso” e impresentable”, si bien ha insistido en que se equivocó de tarjeta y todos estos gastos hechos con la de Faffe los devolvió.

No obstante, según su abogado Pablo Ollero y otros letrados presentes en la declaración, ha recalcado que las visitas a los prostíbulos, restaurantes y demás, se producían en el marco de su “actividad comercial” para Faffe, cuyo patronato exigía que un porcentaje de su presupuesto procediera de contratos privados y no de la Junta de Andalucía.

Para ello, Villén debía buscar contratos privados de negocio para los que se reunía y comía con distintas personas.

Aunque el fiscal le ha preguntado reiteradamente por las personas con las que acudió a los clubes de alterne, y en concreto la noche del 22 al 23 de marzo del 2010 en la que consta un gastó con la tarjeta de Faffe de 14.737 euros, se ha limitado a señalar que iba con “amigos y conocidos” y que no pensaba dar nombres.

Villén ha señalado que reponía los gastos pagados con la tarjeta de Faffe por error en metálico con su dinero en la caja central de la fundación, si bien para reponer el gasto de 14.000 euros llamó al banco para ver cómo podía hacerlo sin que constase el cargo en el extracto de la tarjeta y le dijeron que la única forma posible era acudir al club en cuestión, el Don Angelo de Sevilla, y pagar allí en metálico para que anulasen ese cargo, y así lo hizo.

El fiscal, Fernando Soto, le ha preguntado si en una ocasión llamó a su banco para que anularan su tarjeta por pérdida y él lo ha negado, y también le ha interrogado si en ocasiones pagaba comidas de trabajo de su bolsillo y luego pasaba la factura a Faffe, a lo que ha respondido que sí porque a veces no llevaba la tarjeta de representación.

Soto también le ha cuestionado por una tarjeta de Faffe a nombre de su hermano, Manuel Villén -que ocupó el cargo de director de Administraciones Públicas de la Faffe- con cargos por 8.109 euros exclusivamente para peajes de autopistas, y el investigado ha señalado que su hermano viajaba a diario de Cádiz a Sevilla para trabajar y se le facilitó esta tarjeta para pagar el peaje.

Su abogado, Pablo Ollero, ha insistido en que todo el dinero pagado por equivocación con la tarjeta de la Faffe, que “es una tarjeta de representación perfectamente controlada, no es una tarjeta black”, fue repuesto conforme se iban produciendo los gastos y se daba cuenta del error

El letrado ha defendido que no se produjo “falta de transparencia” que provocara quebranto a las arcas públicas pues todo el dinero se devolvía, y ha criticado que pese a que su cliente ha reconocido que su comportamiento “no está bien”, las visitas a clubes de alterne fueron “diez en ocho años” y “nos rasgamos las vestiduras”.

Pese a todo, ha subrayado que Villén está “profundamente arrepentido” ya que “ha sufrido un daño personal” al hacerse públicos estos gastos, desvelados en el marco de la investigación de los contratos de Faffe cuando la instructora, María Núñez, ordenó investigar varias cuentas bancarias y la UCO halló este tipo de gastos.

El atestado completo de la Guardia Civil fue hecho público por el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, el lunes en una rueda de prensa convocada a las puertas del club Don Angelo, casi a la par que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, firmaba el decreto de disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones para el 2 de diciembre.

No obstante, esta segunda comparecencia judicial de Villén -ya declaró el 31 de octubre del 2017 por la investigación de los contratos de Faffe-, fue solicitada en julio por la Junta, personada en la causa como acusación al igual que el PP-A, tras conocerse un primer cargo en la tarjeta de Faffe de 538 euros gastados en el club Don Angelo y posteriormente el de 14.737 euros de la madrugada del 22 al 23 de marzo del 2010, día en el que hubo una remodelación del Gobierno andaluz y fue cesado el consejero de Empleo Antonio Fernández, de quien dependía la Faffe.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles