El juez belga no vio motivos para negar la euroorden

El ex president de la Generalitat Carles Puigdemont y sus consellers destituidos que permanecen refugiados en Bélgica –Clara Ponsatí, Meritxell Serret, Antoni Comin y Lluís Puig– seguirán en libertad mientras se tramite la orden europea de detención y entrega (OEDE) emitida por la Audiencia Nacional. Así lo acordó el pasado día 5 el titular del Juzgado de Instrucción del Tribunal flamenco de primera instancia de Bruselas ante el que comparecieron todos ellos tras entregarse a la Policía belga. En esa resolución, a la que ha tenido acceso este periódico, el magistrado no advierte riesgo de fuga ni ve necesario la imposición de una fianza, por lo que acordó su puesta en libertad con medidas cautelares. Esas condiciones, especifica, «son válidas hasta el momento en que se tome la decisión definitiva respecto a la orden europea de detención». Es decir, que en todo caso Puigdemont y los cuatro ex consellers seguirán en libertad durante la tramitación del procedimiento.

Aunque no es éste el magistrado ante el que declararán mañana el ex president y los antiguos miembros de su Ejecutivo, el juez que acordó su libertad hace diez días asegura en su disposición que «en estos momentos, y en base a los documentos puestos a disposición de la Justicia, no existe ningún motivo manifiesto de negación de la aplicación de la orden europea de detención».

En las resoluciones en las que acordó su libertad, el magistrado dejó constancia de que «no hay ningún motivo para temer» que quieran sustraerse a la acción de la Justicia, ni tampoco de que quieran «hacer desaparecer pruebas» o intenten «actuar en connivencia con terceros». Y ante su disposición a colaborar totalmente con la Justicia belga asegura que «hasta ahora no hay ningún motivo para dudar de ello».

Para el juez belga, el compromiso de «permanecer en una dirección fija, la comunicación de un número de teléfono móvil donde se le pueda localizar y la toma de contacto diario con la Policía Judicial Federal» hace que el pago de una fianza para evitar la prisión «parece ser innecesario».

Además de no poder abandonar el territorio nacional sin permiso del juez, mantener la dirección de residencia en Bélgica (deben comunicar en un plazo máximo de 48 horas cualquier cambio) y estar «siempre» localizables en el móvil facilitado, Puigdemont y sus ex consellers reclamados por la juez Carmen Lamela tienen que comunicar por correo electrónico a la Policía federal cada día, «antes de las nueve de la mañana», los desplazamientos que tienen previsto realizar en las próximas 24 horas.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles