El presidente de Murcia se ausenta de la foto de la «renovación» del PP

La dirección nacional del PP ha convocado esta mañana en Génova a todos sus dirigentes regionales y de ahí saldrá la «foto de la renovación», después de los cónclaves regionales que han seguido al Congreso Nacional de febrero. En esta imagen no estará el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, que se enfrenta a su semana decisiva porque se tendrá que someter a la votación de la moción de censura que han presentado en su contra los socialistas por mantenerse en el cargo aunque esté siendo investigado en el «caso Auditorio». Fuentes de su entorno explicaron a este diario que la decisión de no acudir a Madrid se explica en que se va a centrar en Murcia y en la moción de censura, que se desarrollará los días 5 y 6. En su agenda está la reunión del Comité de Dirección del PP regional a las nueve de la mañana y luego se pondrá a trabajar en el debate con algunos de los consejeros de su Gobierno y el equipo de colaboradores. «Hay que estar aquí. Preparando la moción con el partido y con el Gobierno», explican.

Antes tendrá que aclararse la posición de Ciudadanos (Cs) en el debate de esa moción de censura con la que el PSOE aspira a convertir en presidente de Murcia a su líder, Rafael González Tovar. Génova pretende retomar también en estas próximas horas los contactos con la formación naranja para plantearle la negociación de la revisión acuerdo que les une en Murcia e instarles a que apuesten «por la estabilidad». El compromiso que figura en el acuerdo que convirtió en presidente a Pedro Antonio Sánchez, sobre la obligación de abandonar el cargo si se estaba investigado en un procedimiento judicial, es lo que ha hecho estallar la crisis.

El Comité Ejecutivo que hoy se celebra en Génova tiene como objetivo aprobar el reglamento para los congresos provinciales y también sentará las bases iniciales para la puesta en marcha de la nueva fundación, que sustituirá a FAES una vez que el año pasado el ex presidente del Gobierno José María Aznar confirmó su desvinculación con el PP. Aunque esta fundación nació como el «laboratorio ideológico» del PP en la etapa de Aznar antes de que llegara por primera vez a La Moncloa, había acabado convertida en el «think tank» del ex presidente del Gobierno. Como adelantó este periódico, Génova había solicitado un informe jurídico para poner en marcha su nueva fundación y la decisión es tomar como base «Humanismo y Democracia», pero ampliando su alcance, ya que esta institución tiene funciones sobre todo de ONG, y cambiando también su nombre. El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ya anticipó la semana pasada que el PP trabaja para tener una fundación fuerte y con proyección internacional, tanto en Europa como en América Latina. Maillo confirmó que será una fundación distinta de «Humanismo y Democracia», con un nombre distinto, pero con las mismas amplias funciones que ha tenido FAES, es decir, que se ocupará, entre otras tareas, de la formación y de los programas electorales del partido.

En el Comité Ejecutivo convocado esta mañana tienen asiento todos los barones del PP, y a la reunión acudirán los que han sido elegidos por primera vez dentro de este proceso congresual que se ha desarrollado sin abrir crisis importantes, pese a que Génova haya experimentado la nueva forma de elección de sus líderes regionales con el sistema de doble vuelta, en un guiño controlado a las «primarias». Son nuevos Ana Beltrán (Navarra), María José Sáenz de Buruaga (Cantabria), Biel Company (Baleares), José Ignacio Ceniceros (La Rioja, aunque ya ejercía de presidente de la comunidad, y Pedro Antonio Sánchez (Murcia, aunque también era ya presidente autonómico).

El presidente del Gobierno hará un balance de estos congresos regionales, con los que el PP quería actualizar su maquinaria territorial y dejarla preparada por si hubiera adelanto electoral. El proceso culminará con los congresos provinciales que se desarrollarán después de Semana Santa hasta el verano. La hipótesis del adelanto electoral se aleja una vez que el Gobierno tiene prácticamente hecho el acuerdo con Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria (CC) que le permitirá sacar adelante las cuentas de 2017. Pero, no obstante, sobre todo a nivel autonómico el PP necesitaba una relevante puesta a punto después de las elecciones de 2015, cuando la pérdida de poder dejó en el aire bastantes liderazgos. En su discurso a puerta cerrada Rajoy también hará un repaso de la situación política nacional para poner en valor, precisamente, la estabilidad y las alianzas tejidas para poder aprobar los Presupuestos. En la agenda del Comité Ejecutivo también figura otra cuestión tan puramente doméstica como la ordenación de las cuotas de afiliados para organizarlas y corregir las diferencias que hay entre provincias.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia