Enrique de Gales: «Durante años me negué a hablar de mi madre»

El príncipe Enrique, junto a su hermano y cuñada, los duques de Cambridge, está inmerso en una campaña de concienciación sobre salud mental desde hace meses. Como parte de su labor a favor de la asociación Heads Together, que busca eliminar el estigma en torno a las enfermedades mentales, Harry accedió a una entrevista en la que admite que ha pasado por años difíciles, de confusión, y que buscó ayuda profesional para manejarlo. «Perder a mi madre cuando tenía 12 años y haber apagado todas mis emociones durante los últimos veinte ha tenido serias consecuencias no sólo en mi vida personal sino también en mi trabajo», afirmó en un podcast de «The Telegraph».

Sin embargo, quiso dejar claro que sus problemas no estaban relacionados con su experiencia en Afganistán, como se ha publicado en alguna ocasión. De hecho, explicó que afortunadamente su tiempo allí fue distinto al de muchos de los soldados que todavía sufren los efectos psicológicos y físicos de las zonas en conflicto y a los que él ha visitado en numerosas ocasiones desde su regreso de Afganistán. Su problema, según ha confesado, fue no saber procesar la muerte de Lady Di: «Me negaba a hablar de mi madre porque, ¿por qué iba eso a ayudarme? Pensaba que sólo me iba a hacer estar triste; no la iba a traer de vuelta (…) Me refugié en el boxeo para liberar la agresividad que tenía en mi interior». Este verano, él y William inaugurarán en el palacio de Kensington una estatua de su madre para marcar los veinte años de su muerte y «reconocer su impacto positivo en Reino Unido y el mundo», según afirmaron recientemente los hermanos.

Enrique, de 32 años, asegura también en la entrevista que atravesó «dos años de caos absoluto en los que no sabía qué me estaba pasando» y que la presión de la vida en medio de los focos lo llevó «muy cerca de un colapso total». Sin embargo, también explicó que con el apoyo de su hermano y de otros amigos buscó ayuda profesional y ahora se encuentra bien: «Puedo decir que gracias al proceso por el que he pasado en los últimos dos años ahora soy capaz de tomar mi trabajo y mi vida en serio y de poner sangre, sudor y lágrimas por la cosas que realmente marcan la diferencia».

Esa estabilidad es también evidente en su relación con Meghan Markle, la actriz canadiense con la que sale desde el año pasado. De hecho, se espera que sea su acompañante el 20 de mayo en la boda de Pippa Middleton, hermana de la duquesa de Cambridge, ya que según «¡Hello!» la joven habría pedido unos días de descanso en la serie en la que participa, «Suits», para viajar a Londres

Source: New feed

Tagged with:    

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados*