España, abrumadoramente monárquica

El 80 cumpleaños del Rey Juan Carlos parece un buen momento para tomar el pulso a diversos aspectos de la aceptación de la institución monárquica en nuestro país, máxime cuando el aniversario del principal artífice de la Transición coincide con la más grave crisis institucional que ha atravesado el régimen constitucional en la que el actual Monarca jugó un papel clave el pasado 3 de octubre. Los datos que arroja el estudio no podrían ser más favorables para la Monarquía ya que nada menos que el 76,2% de los encuestados cree que Felipe VI es un buen Rey para España. Lo abultado el porcentaje habla a las claras que se trata de un sentimiento extendido a lo largo de todo el espectro de opciones políticas existentes en nuestro país. Solo un 14,5% que el Rey no realiza las funciones que le corresponden correctamente.

Cuando se les pidió que puntuaran el desempeño de la Monarquía en nuestro país, los participantes en el estudio dieron a la Institución un 7,2, es decir, una nota situada muy por encima de la que los españoles suelen dar a los líderes de los cuatro principales partidos políticos. De hecho la valoración de la Corona duplica con holgura la de Mariano Rajoy, Pedro Sánchez o Pablo Iglesias. Una vez más, se trata de una nota lo suficientemente elevada como para ser fruto del apoyo sin ambages únicamente de los votantes de partidos de centro derecha. En la segmentación por edad de las respuestas a este apartado del estudio se pude ver que el apoyo a la Monarquía, amplísimo entre las personas más mayores, es también significativamente alto entre los encuestado de entre 18 y 29 años (6,5). Como no podía ser de otra manera, la valoración que los encuestados otorgan a Felipe VI es incluso dos décimas superior a la que conceden a la Institución que representa, es decir, un 7,4.

Tal es el apoyo que el conjunto de la sociedad española otorgaría a la Monarquía que una amplia mayoría no considera necesario que se realice una consulta o referéndum para elegir entre Monarquía y República. Concretamente solo un 29,8% reclama esta votación, análoga a la que tuvo lugar, por ejemplo, en Italia. El 60,5% no la cree pertinente en estos momentos. Los votantes más jóvenes son más partidarios de este referéndum pero solo por un exiguo 51,1%.

Atendiendo al amplio apoyo con el que la Corona cuenta entre amplias capas de las sociedad española, no puede sorprender que la mayoría piense que el Rey debería tener un papel más activo en la resolución de la crisis desatada por el proceso soberanista en Cataluña. Un 52,2% cree que debería ser así frente a un 37,8% que piensa que Felipe VI no debería elevar su perfil más de lo que ya lo ha hecho. En todos los segmentos de edad se repite esta preferencia por el incremento del papel del Rey en Cataluña. Consecuentemente, casi la mitad de los encuestados (concretamente un 48,6%) cree «buena o muy buena» la labor que ha ejercido el Monarca durante la crisis. Los que creen que ha sido «regular» son un 13,7% y sólo un 19,7% cree que ha sido «mala o muy mala».

Más allá de la crisis independentista, es en la escena internacional don de la labor de Don Felipe y Doña Letizia llevan a cabo sus tareas de representación. El 78,8% de los encuestados creen que tanto uno como otro realizan bien su trabajo en este punto y solo un 14% son escépticos al respecto.

Según la encuesta, los españoles serían masivamente favorables a que se reforme la Constitución en lo relativo a la sucesión de la Corona para que los varones no tengan preferencia. Nada menos que un 80,9% son favorables a realizar este cambio legislativo. En cuanto a la abdicación de Juan Carlos I, el 87,3% creen que fue acertada su sucesión en la Jefatura del Estado. Los que no piensan así son tan solo un 4,5%.

La República sale cara

Es ya un cliché entre los republicanos criticar el coste que la Corona tiene para los contribuyentes. A demás de una palmaria ignorancia sobre el papel que desempeña el Rey como representante en el mundo, la idea no parece ser mayoritaria. De hecho, un 29,4% de los encuestados piensa que la República sería más cara para las arcas públicas.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles