España cerrará 2018 como el segundo país de la OTAN que menos gasta en Defensa

Ya se lo avisó Pedro Sánchez al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, la pasada semana: el compromiso de llegar al 2 por ciento del PIB en gasto de Defensa en 2024 es, a día de hoy, «inviable». Al mismo tiempo, le recordaba que la contribución a la Alianza debería medirse no sólo con un porcentaje de gasto, sino que hay que tener en cuenta otras aportaciones, como la participación en misiones o la puesta a disposición de los aliados de diferentes capacidades y medios. Esta es la idea que defenderá a partir de mañana en Bruselas en la Cumbre de jefes de Estado de la OTAN, la primera a la que asistirá Sánchez como presidente del Gobierno. Todo, bajo la atenta mirada del presidente estadounidense, Donald Trump, que calentó el cónclave enviado cartas a diferentes presidentes europeos exigiéndoles más inversión en Defensa, entre ellos a Sánchez.

Pero el presidente español llega a Bruselas no sólo con esa idea bajo el brazo, sino con unas cifras a la espalda que sitúan a nuestro país como el segundo que menos gastará en Defensa este año, empatado con Bélgica en dicha posición. Con el 0,93 por ciento del PIB, España y Bélgica sólo superan a Luxemburgo, que invierte apenas un 0,55 por ciento, tal y como se desprende del último informe de la OTAN sobre estimaciones de gasto de los países miembros. Si bien nuestro país sigue a la cola, el documento muestra un ligero aumento respecto a 2017, cuando se cifró en un 0,90%.

Eso sí, España cumple en lo que se refiere a inversión en equipamiento. El compromiso de la OTAN exige dedicar un 20% del gasto destinado a Defensa a este apartado y nuestro país lo supera con un 23,04%.

En términos globales, el gasto del conjunto de los aliados apenas ha variado en los últimos años, rondando el 2,4% desde 2015. Eso sí, sin contar a Estados Unidos, puede verse como el gasto de los aliados europeos ha ido creciendo levemente desde ese mismo año, pasando de un 1,42% al 1,5% actual. En el caso de la Administración estadounidense, su aportación ha ido cayendo desde 2009 (5,29%) hasta llegar al 3,5% actual.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles