Granados se lía al negar el chivatazo

El ex consejero de la Comunidad de Madrid Francisco Granados negó ayer que un guardia civil le alertara, en septiembre de 2014, de que estaba siendo investigado, pero reconoció que el agente José Manuel Rodríguez Talamino le avisa de que sus compañeros de la Unidad Central Operativa (UCO) «están trabajando en Valdemoro y cree que también por Pinto, alrededor de un centro comercial o en unas oficinas». El ex secretario general del PP de Madrid –que se enfrenta a una petición fiscal de tres años de prisión por un delito de revelación de secretos– insistió en que no le comentó «absolutamente nada más. No me dice nada de que han colocado alguna cámara». No obstante, Granados aseguró que, horas después de esa revelación, Rodríguez Talamino –que también se sienta en el banquillo junto al ex guardia civil José Manuel Caro Vinagre, que fue asesor de seguridad de la Comunidad de Madrid– intentó tranquilizarle. «No te preocupes, por quien me lo ha encargado debe ser un tema de empresas, económico», le dijo –según Granados– Rodríguez Talamino, quien había sido el encargado de instalar una cámara de videovigilancia en Pinto frente a la sede empresarial de David Marjaliza, supuesto «cerebro» de la «trama Púnica». Según la Fiscalía Anticorrupción, en esa segunda conversación el agente le habría revelado el nombre del departamento de la UCO que había encargado la videovigilancia, permitiendo que Marjaliza, entonces socio de Granados, «conociese que la investigación que se dirigía contra él era sobre corrupción», lo que «entorpeció gravemente» las pesquisas.

El ex político relató que entre ambas conversaciones llama a Caro Vinagre por «la inquietud» que le produjo el comentario de Talamino» y después de conocer a través de varios periodistas en los meses precedentes que la Guardia Civil le estaba investigando por su cuenta en Suiza. Una cuenta que, recalcó, se nutrió de su «actividad profesional e inversiones en bolsa».

Granados, según explicó, recurrió a Google para averiguar qué era la UCO. Y habló con su socio, aunque «no para alertarle». En la conversación intervenida se le escucha contar a Marjaliza: «Me comentó que estaban en tu puerta haciendo cosas, no te mencionó pero…». Y se compromete a «preguntar algo más». «Avísame lo antes posible por favor», le pidió el empresario.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles