Imputado un funcionario de Hacienda que ayudó a Villarejo

El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, citará a declarar como investigado por un delito de revelación de secretos a un funcionario ya jubilado de la Agencia Tributaria sospechoso de haber facilitado información privada al comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo, con la que él habría trabajado para satisfacer el encargo de unos clientes, los socios de un bufete de abogados, según una diligencia a la que tuvo acceso Europa Press.

Se trata de un reimpulso a la pieza «Iron» del «caso Tándem», que instruye las actividades presuntamente ilícitas de Villarejo. En este caso, se investiga el encargo que los abogados del bufete Herrero y Asociados hicieron al comisario para que investigase a unos socios que se habían pasado a la competencia porque sospechaban que les habían robado una base de datos con el objetivo de «levantarles» sus clientes.

En el mismo escrito, el magistrado cita el viernes por esta pieza al ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Policía (UCAO) Enrique García Castaño, el Gordo, considerado mano derecha de Villarejo, así como al inspector retirado Antonio Bonilla, citado el mismo día por otra pieza del caso, la llamada Pintor, sobre un encargo a Villarejo del empresario Juan Muñoz, marido de la periodista Ana Rosa Quintana.

El ex comisario prefería contratar «a antiguos colegas, “jubilaetes”…» para sus labores de espionaje, a los que ofrecía 250.000 euros por un mes trabajando en su empresa de seguridad Ceyt, antes que darle esa cantidad a un detective «piojoso». Así se desprende de una conversación telefónica que mantiene con García Castaño el 31 de julio de 2005, en la que éste le habla del inspector Bonilla como un candidato idóneo para «la realización de vigilancias y seguimientos a cambio de una retribución», informa Efe.

Por su parte, el ex ministro socialista Miguel Sebastián, cuyo nombre aparece en unas grabaciones de Villarejo, al que supuestamente el BBVA encargó espionajes, las considera «grotescas», «patéticas» y de «extrema gravedad».

El ex ministro de Industria se refirió a las informaciones publicadas por moncloa.com y El Confidencial que muestran que el ex comisario llegó a «pinchar» conversaciones telefónicas con la sede de la Presidencia del Gobierno y a espiar a empresarios supuestamente por encargo del BBVA. «Este asunto es de una extrema gravedad», dijo el que fuera jefe de la Oficina Económica de Presidencia en el momento de las supuestas escuchas. Y remató: «Demuestra la catadura moral y la falta de escrúpulos de quien ha organizado y financiado todo esto». «Por supuesto que no», contestó al ser preguntado sobre si el Ejecutivo de Zapatero trató de controlar el BBVA. En conversación informal con periodistas, Sebastián confirmó que ayer mismo se iba a reunir con sus abogados. «La guerra ha empezado», advirtió.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles