Iván Redondo, el cerebro tras la moción del PSOE

La moción de censura presentada por el PSOE contra Mariano Rajoy fue una decisión directa de Pedro Sánchez que, sin embargo, tiene algunos padres intelectuales y tácticos, entre los que destaca el joven y brillante Iván Redondo, asesor desde el pasado otoño del líder de los socialistas. Experto en campañas electorales –es un seguidor fijo e «in situ» de las campañas americanas, de las que ha tomado buena nota–, el politólogo asumió el reto, como un Arriola del siglo XXI, de llevar a Pedro Sánchez a La Moncloa, aunque eso le suponga, como al gurú de Rajoy, críticas y algo más que envidias en el complejo aparato socialista.

Redondo, de 37 años y vasco de San Sebastián, encabeza como CEO su propia firma de asesoría política y más que política, Redondo & Asociados Affair Firm, establecida en Madrid. Dispone de su propio aparato estadístico/analítico/demoscópico y, en los últimos tiempos, ha acertado bastante más que la media en su previsiones y proyecciones. Audaz por naturaleza, barajaba varios escenarios al mismo tiempo –más o menos complementarios–, entre los que se contemplaba la moción de censura. La estrategia estaba decidida y sólo faltaba ponerle fecha. Hay indicios que apuntan que todo ha sido menos precipitado de lo que parece. Redondo escribía los fines de semana una larga columna
–una página entera– de análisis político internacional en el diario «Expansión». Es algo que requiere tiempo y dedicación, sobre todo si se trata, como los suyos, de textos armados y consistentes. Pues bien, hace dos semanas, Redondo ha dejado de escribir. Volverá a ello, pero quiénes le conocen están convencidos de que no ha podido escribir porque estaba concentrado en la preparación de la moción de censura.

Pedro Sánchez confía mucho en su asesor electoral. Lo elegió para centrar algo/bastante el mensaje del PSOE, que asustaba a la clientela más moderada. Al líder del PSOE nunca le preocupó que Redondo hubiera sido asesor del popular José Antonio Monago en sus tiempos de presidente de la Junta de Extremadura, ni tampoco de Xavier García Albiol. Todo lo contrario, su conocimiento del PP, y también de Mariano Rajoy, era un plus para el asesor. Y también sus buenas relaciones con el PNV, cuya postura será decisiva en el desenlace de la moción de censura. Puede fracasar, pero Sánchez y su asesor han dado un golpe de efecto que ha sacado al PSOE de su letargo.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles