Junqueras: “Nada de lo que hemos hecho es delito”

Llegó el primer gran día en el juicio del procés. Después del histórico inicio de esta causa el martes en el Tribunal Supremo, hoy han comenzado las declaraciones de los 12 acusados, con el ex vicepresidente del Parlament, Oriol Junqueras, en primer lugar. A pesar de la expectación que ha levantado su testimonio, el líder de ERC ha decidido acogerse a su derecho a no declarar y ha informado al juez Manuel Marchena de que únicamente contestará a las preguntas de su abogado, Andreu Van Eynde.

Previamente, el instructor había explicado que rechazaba la petición de las defensas de los acusados de utilizar la traducción simultánea para que los independentistas pudieran expresarse en catalán. Y lo ha hecho alegando que de hacerlo, se vulneraría el principio de publicidad, puesto que únicamente entenderían sus declaraciones quienes tuvieran auriculares en la sala. Sin embargo, sí que les ha dado la opción de poder responder en su lengua materna con traducción consecutiva, esto es, con un “intermediario entre las explicaciones y la recepción de la Sala”. Eso sí, ha querido dejar claro que lo hace por “razones emocionales” y no porque los acusados hayan denunciado una “hipotética indefensión”. Son dos los traductores que han llevado a cabo esta tarea en el interior de la Sala.

Junto a esto, Marchena también ha rechazado que declarasen como testigos el ex president Carles Puigdemont y otros huidos, porque “no se puede ser al mismo tiempo testigo y procesado”

Tras esto, ha llegado el turno del interrogatorio, en el que Junqueras ha denunciado que se considera “un preso político”. “Me encuentro en una situación de indefensión. Se me acusa por mis ideas y no por hechos”, ha dicho en castellano, puesto que ha considerado que la traducción consecutiva “no es práctica”.

Tras un breve repaso a su carrera política y a los comienzos del movimiento independentista, el ex vicepresident ha señalado que “nunca, nunca, nunca” han usado la violencia: “Cualquier objetivo político noble puede resultar inmoral si los mecanismos que se usan para conseguirlo son indecentes. Es válido para la República catalana o la Monarquía española”.

En cuanto a las acusaciones que pesan contra él y los otros independentistas, ha señalado que “las acusaciones retuercen la argumentación. Desde mi punto de vista, nada de lo que hemos hecho es delito. Votar no es delito. Trabajar por independencia de forma pacifica no es delito”. Y ha añadido que “de los delitos que se nos quiere atribuir no hemos hecho ni uno. Las acusaciones dirán lo que crean oportuno y me toca respetarlo. Pero es una argumentación forzada”.

En un momento, Junqueras ha dicho que “amo a España, a la gente, a su lengua, su cultura… es verdad, es verdad”.

Centrándose en el referéndum ilegal, ha argumentado que “las urnas son una solución. No la única, pero son imprescindibles en cualquier solución”. Y ha reiterado que “votar no es un delito. Impedir por la fuerza que la gente vote sí es un delito. Pero votar no es un delito, no está en el Código Penal”.

En este punto, ha explicado que “si pongo pasión en mis intervenciones es porque en año y medio no me han dejado hablar y tengo ganas de expresarme”

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles