La Audiencia confirma el procesamiento de Trapero y la ex cúpula de los Mossos por sedición

La Sala de lo penal de la Audiencia Nacional ha confirmado el procesamiento del ex mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero por organización criminal y dos delitos de sedición por los altervados ocurridos los días 20 y 21 de septiembre del pasado año frente a la Consejería de Economía durante los registros policiales y por la jornada del referéndum ilegal del 1-O. Asimismo, el tribunal ha ratificado los procesamientos del ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig, del ex director de los Mossos Pere Soler, ambos por organización criminal y un único delito de sedición por el 1-O, así como el de la intendente Teresa Laplana, en su caso por un único delito de sedición por los hechos del 20 y 21 de septiembre.

Los magistrados de la Sección Segunda desestiman así los recursos de apelación presentados por los cuatro investigados contra el auto de procesamiento dictado por la juez Carmen Lamela, instructora de la causa.

Según el tribunal, la investigación revela que los responsables de los Mossos, con Trapero a la cabeza, incumplieron el mandato judicial, simulando para la jornada electoral y horas previas “un dispositivo engañoso, meramente formal, con designio no sólo de permitir la celebración de la ilícita consulta, sino de socavar la actuación que en cumplimiento de la ley y las resoluciones judiciales desarrollasen los otros cuerpos de seguridad del Estado”. Esta postura, añaden, que al inicio se plasmó en moderadas indicaciones dadas por Trapero, apelando a los postulados de oportunidad y proporcionalidad, más tarde se tradujo “en pautas de actuación ambiguas en principio y contrarias a las órdenes del TSJ de Cataluña después”.

En el auto la Sala argumenta que la movilización de los agentes fue escasa, de 7.000 cuando en jornadas electorales se ha llegado a 12.000, y su distribución en los teóricos 2.259 centros de votación fue ineficaz al asignar sólo dos agentes en grandes centros.

“Por lo demás, la actuación de esos efectivos de los Mossos en la jornada fue de total pasividad, cuando no de enfrentamiento con los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado para impedir la clausura de los centros, obstaculización de sus actuaciones, falta de intervención cuando los agentes de la policía estatal eran agredidos e incluso vigilancia de sus movimientos y advertencia de su llegada a los centros de votación, frustrando o al menos dificultando su actuación”, concluye.

Para los magistrados, Trapero, como mayor de los Mossos, siguiendo las consignas recibidas de sus superiores y responsables políticos, “incumplió las órdenes emanadas del TSJ y las decisiones del Tribunal Constitucional, para conseguir la celebración del referéndum ilegal, y en esa connivencia hizo de correa de transmisión con sus subordinados”.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles