La «chapuza» de las cuentas de Carmena

El Gobierno de Manuela Carmena se quedó ayer definitivamente solo en el conflicto que mantiene abierto con el Ministerio de Hacienda a cuenta del incumplimiento por parte del Ayuntamiento de la capital de la regla de gasto. Los tres grupos de la oposición –PP, PSOE y Ciudadanos– criticaron con dureza la gestión del delegado de Economía del equipo de Ahora Madrid, Carlos Sánchez Mato, durante una comisión extraordinaria del ramo. Y estas formaciones, en bloque, rechazaron apoyar el dictamen municipal elaborado por Sánchez en el que se plantea la no disponibilidad de 63,8 millones de euros.

El Ayuntamiento incumplió en 2016 su techo de gasto en 233 millones. El Plan Económico Financiero elaborado por el Ejecutivo municipal para dar respuesta a ese incumplimiento fue tumbado por el ministro Cristóbal Montoro, que exigió a Carmena la inmovilización de 238 millones del presupuesto para este año. Ayer, el delegado defendió en la comisión de Hacienda un plan para «retener» apenas una cuarta parte del presupuesto requerido por el Ministerio: poco más de 63 millones que se retirarían de las cuentas municipales y se sufragarán con el remanente de tesorería del ejercicio anterior. Este plan será debatido el próximo miércoles en el pleno ordinario del mes de abril. Llegará a esta sesión con el dictamen favorable de la comisión ya que, pese a los reproches de la oposición, tanto PP como Ciudadanos y PSOE se abstuvieron. Será en este Pleno cuando el Gobierno de Carmena pueda aprobar esta propuesta. Una meta que puede conseguir por dos caminos: si el PSOE vota a favor o con la abstención del grupo municipal del PP. Fuentes populares precisaban ayer que la decisión respecto a la posición de voto del próximo miércoles aún no se ha tomado.

¿Un pacto en peligro?

De todas las críticas recibidas por Sánchez Mato, fueron especialmente duras las dirigidas desde el grupo socialista. Antes de que la comisión diera comienzo, su portavoz, Purificación Causapié censuró la fórmula empleada por el delegado de Economía para hacer frente a los requerimientos de Montoro pero también expresó su resquemor a que el PSOE haya sido ignorado a la hora de adoptar esta «decisión unilateral». «No nos gusta esta chapuza de ir planteando recortes pequeños», aseguró Causapié, que además exigió al Gobierno de Ahora Madrid que convoque a los grupos políticos para explicarles dónde y qué se va a hacer con los 238 millones que habrá que inmovilizar de los presupuestos por orden del departamento dirigido por Cristóbal Montoro. En este sentido, Causapié propuso poner en marcha un plan concreto sobre los 238 millones en contraposición con «la chapuza» defendida en la comisión por Sánchez Mato. La portavoz del PSOE y aliada habitual del Gobierno de Carmena lanzó un aviso al Gobierno de Ahora Madrid que podría concretarse en el Pleno de la semana que viene con un eventual voto en contra del decreto de no disponibilidad de crédito: «Hasta que esto –la elaboración de un plan que recoja los 238 millones requeridos por Montoro– no suceda, el PSOE no va a apoyar ningún proceso de retención de crédito».

«Kamikaze financiero»

Para el portavoz adjunto del PP, Iñigo Henríquez de Luna, el delegado de Economía y Hacienda actúa como el «doctor Jekyll y míster Hyde» dependiendo de la circunstancia al ser capaz de adoptar un papel «institucional o revolucionario». El número dos del grupo popular calificó de «chiste, burla a la legalidad y brindis al sol» el PEF que el equipo de Gobierno presentó a Hacienda y acusó a Sánchez Mato de sacarlo adelante a sabiendas de que sería rechazado por el Gobierno central: «Era un PEF que consolidaba incumplimientos astronómicos de casi 400 millones de euros, ¿cómo pretende que se lo aprueben?». El portavoz de Ciudadanos en materia de Economía y Hacienda, Miguel Ángel Redondo, tampoco ahorró en críticas durante la comisión hacia el responsable económico del consistorio. Según Redondo, todo responde a un «circo» montado por el propio delegado, al que calificó como «kamikaze financiero».

Según Sánchez Mato, el requerimiento del Ministerio se cumplirá en su totalidad. Precisó que se hará sin realizar recortes en servicios y gasto público. Este acuerdo «no evita que se realicen las inversiones que hoy se sacan del presupuesto, ya que solo se colocan en el cajón que permite que sean financiadas con el remanente de tesorería del ejercicio pasado», concluyó el concejal de Ahora Madrid.

Source: New feed

Tagged with:    

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia