La diáspora exige protección temporal para los venezolanos que buscan refugio en España

La organización Un Salvavidas para Venezuela, que aglutina en torno a 300 venezolanos residentes en Madrid, ha solicitado hoy al Gobierno español la aplicación del Real Decreto 1325/2003, de 24 de octubre que regula la protección otorgada por un Estado durante un periodo de tiempo determinado a aquellas personas que se hayan visto forzadas a desplazarse y abandonar su país de origen debido a conflictos armados o violencia permanente, o que hayan estado o estén en peligro grave de verse expuestas a una violación sistemática o generalizada de los derechos humanos.

Durante una presentación en la Casa Riojana de Madrid, el abogado William Cárdenas, Leopoldo López, padre del preso político, el activista Luis Manresa y el excalde de Caracas Antonio Ledezma han explicado que la gravísima situación por la que atraviesa Venezuela como consecuencia de la grave y estructural crisis que ha provocado que cientos de miles de venezolanos hayan tenido que abandonar el país buscando refugio en otras naciones. España es el tercer destino, sólo por detrás de Colombia y EE UU, más elegido por la diáspora venezolana.

Según han detallado, “el número es tan alto que las autoridades españolas se han visto desbordadas para atender las peticiones de asilo de los venezolanos”. Es por ello que reclaman la aplicación de este mecanismo que permite “obtener la residencia por un año, libre circulación y permiso de trabajo, uno de los puntos capitales, y tener acceso a atención sanitaria”, ha explicado el abogado venezolano Cárdenas.

El hecho de solicitar la aplicación de este Real Decreto en estos momentos responde a varios motivos. Por un lado, la Agencia de las Naciones Unidas para Ayuda al Refugiado (ACNUR) exhortó en el mes de marzo pasado a los países que reciben flujos migratorios desde Venezuela a considerar mecanismo de protección legal a favor de los venezolanos. En segundo lugar, por la reciente Resolución del Parlamento Europeo, de fecha de 5 de julio, mediante la cual “pide a los estados miembros que den una respuesta inmediata de protección a los migrantes o refugiados venezolanos a través, de por ejemplo, visados humanitarios o disposiciones especiales”.

Y, finalmente, según ha reconocido uno de los promotores de la iniciativa, por la sensibilidad del nuevo Ejecutivo con la situación de los refugiados, tal y como demuestra su actitud en la crisis del «Aquarius». “Estamos poniendo al Ejecutivo español en sus manos un instrumento para solucionar un problema administrativo que se está presentando en las oficinas asilo”, han insistido.

En este sentido, Leopoldo López recordó que una de cada tres solicitudes de asilo en España es de venezolanos. Sin embargo, de las 2.300 solicitudes en 2017 sólo fueron favorables 15, según datos de CEAR.

Por el momento, éste es el primer paso de una iniciativa que ha sido comunicada al Ministerio de Interior, que ha enviado un acuse de recibo a fecha de 15 de mayo, pero que todavía está en desarrollo, según han reconocido sus promotores.

Source: NGT Internacional

Tagged with:    

About the author /


Related Articles