La economía recupera vigor en el cuarto trimestre tras crecer un 0,8% en el tercero

 

Tras un ligero respiro en el tercer trimestre, la economía española vuelve a tomar impulso en la recta final del año. El INE confirmó ayer que el PIB creció un 0,8% en tasa intertrimestral entre julio y septiembre, dos décimas menos que en el trimestre anterior. Sin embargo, en la parte final del año está acelerando, según avanzó el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, que compareció para valorar los resultados. Según el número dos de este departamento, los datos de empleo de la campaña de Navidad «son muy positivos e históricamente altos» y la confianza de los consumidores está siendo muy elevada. Estos indicadores, concluyó, son la base de la actual aceleración del PIB, lo que lleva a pensar al Gobierno que el objetivo de crecimiento interanual del 3,3% se logrará a cierre de año. En el tercer trimestre el avance anual fue del 3,4%, dos décimas superior al del periodo comprendido entre abril y junio. Se trata de un registro que no se veía desde el último trimestre de 2007.

Consumo de los hogares

La demanda interna sigue siendo el principal motor de la economía, con una aportación de 3,9 puntos. El gasto de los hogares, con un aumento del 3,5%, seis décimas superior al registrado en el segundo trimestre, fue el componente más destacado de esta demanda. La mejora de la confianza, la financiación, el aumento de la renta disponible y la buena marcha del mercado de trabajo son los elementos que, a juicio de Fernández de Mesa, propiciaron esta buena marcha.

El buen comportamiento del mercado interno compensó la debilidad de la demanda exterior. El descenso de las exportaciones hasta el 5,6% y el aumento de las importaciones hasta el 7,7% arrojaron un balance negativo trimestral de 0,5 puntos en el sector exterior. El aumento de las importaciones no es en sí mismo un mal dato, pues lo que indica es que el consumo se ha reactivado y que los españoles compran productos del resto del mundo.

Los datos del tercer trimestre confirman que España sigue siendo el país de la UE que más crece. En términos trimestrales, y frente al 0,8% español, la eurozona avanzó un 0,3%, mientras que el conjunto de la Unión lo hizo un 0,4%. Entre los grandes países del club, Gran Bretaña creció un 0,5%, Alemania y Francia, un 0,3%, e Italia, un 0,2%. Luis de Guindos, ministro de Economía, destacó este crecimiento «diferencial» que España ha conseguido en un contexto de riesgos geopolíticos «muy evidentes» en el horizonte.

Source: New feed

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia