Los gestos: Sánchez no baja la escalinata y Torra le regala un libro de mapas de Cataluña

Los gestos y los detalles son clave en este tipo de reuniones, y muy en especial en ésta, en la que las sensibilidades están a flor de piel, sobre todo por parte de Cataluña. Por eso, todo el mundo estaba hoy pendiente, más allá del contenido del encuentro, de cómo se desarrollaban los hechos, de los pequeños detalles, de las manos…

Así, el recibimiento del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, este lunes en La Moncloa dejó ver rostros relajados y gestos distendidos por ambas partes.

Torra llegó a las 11.37 al Palacio de la Moncloa, siete minutos después de la hora prevista, y Sánchez le esperaba en lo alto de la escalinata, sin bajar a recibirle a pie de coche. Sin embargo, su gesto era amable y sirvió para distendir el gesto inicialmente más serio de Torra, que vestía traje oscuro con el lazo amarillo en la solapa, en solidaridad con los políticos independentistas presos, y el pin de presidente de la Generalitat.

Ambos se saludaron con un apretón de manos e intercambiaron algunas palabras con gestos relajados mientras posaban para las cuatro filas de reporteros gráficos apostados frente a la escalinata para captar cada detalle del primer encuentro en La Moncloa de ambos dirigentes. Sánchez le dio un toque amigable en el hombro antes de girarse para entrar en el Palacio, y mientras caminaban hacia la sala de la reunión Torra le correspondió pasándole la mano por la espalda acompañando los pasos.

Ya en una de las estancias del Palacio de La Moncloa comenzó la reunión entre ambos, con la bandera de España y la senyera; entre los dos presidentes, y de nuevo se vieron gestos distendidos y sonrisas ante los reporteros gráficos.

En lo que se refiere a los agasajos, Quim Torra ha obsequiado hoy a Pedro Sánchez con una botella de licor de ratafía y dos libros sobre Cataluña, uno de ellos de mapas y otro sobre el Val d’Aran.

El licor de ratafía está elaborado a partir de la maceración de diversos frutos, se encuentra en diversas zonas del Mediterráneo y en Cataluña cuenta con indicación geográfica protegida desde 1989.

De los dos libros que también le ha regalado, uno de ellos, “Imago Catalonia”, es un compendio de mapas de Cataluña desde la Edad Media.

El segundo ejemplar “Aran, un país”, de Francesc Tur y Jèp de Montoya, recoge un centenar de fotografías del Val d’Aran.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles