Los grandes fondos se lucran con el desplome de Abengoa

En la crisis de Abengoa también hay ganadores, y muchos de ellos probablemente serán ya millonarios tras lo sucedido la semana pasada. El desplome de las acciones «B» de la compañía en bolsa –el miércoles 25 y el jueves 26, antes de su salida del Ibex– fue como el maná para los fondos de inversión y «hedge funds» que tienen posiciones cortas en la empresa, ya que estas inversiones generan rentabilidad si cae la cotización. Según la CNMV, tres firmas británicas realizaron cambios en sus inversiones bajistas durante las dos jornadas «negras» de la energética.

En concreto, el «hedge fund» GLG Partners comunicó al regulador una posición corta representativa del 0,61% del capital de Abengoa el miércoles 25, cuando los títulos de clase «B» registraron un desplome del 53,85% –con picos de hasta el 69%– tras estar suspendidos por la mañana. Al comienzo de la sesión, la empresa controlada por la familia Benjumea había enviado a la CNMV su intención de solicitar el preconcurso. GLG aprovechó la situación para incrementar su apuesta bajista en el valor, que ya era del 0,52% en septiembre.

Si el martes la capitalización de Abengoa era de 781 millones de euros, un días después cayó hasta 360 millones. En una sola jornada se volatilizaron 421 millones y los bajistas se frotaron las manos.

Al día siguiente, TT International y Sothic Capital Management LLP, otros dos «hedge funds» radicados en Reino Unido, declararon al cierre del mercado sendas participaciones bajistas del 0,72% y del 1,16% del capital, respectivamente. Estas apuestas son ligeramente inferiores a las que tenían el martes y el miércoles, del 0,81% y del 1,32% respectivamente. El jueves Abengoa se desplomó otro 40%, hasta 0,252 euros por acción, su mínimo histórico, y estas dos firmas aprovecharon para deshacer parte de sus posiciones, devolver las acciones y lograr rentabilidad.

En los registros de la CNMV también figuran posiciones cortas de grandes gestoras de fondos como Carmignac, que el pasado 3 de junio comunicó al regulador una apuesta bajista del 0,6% del capital en Abengoa. Además, el gigante BlackRock anunció el pasado 9 de noviembre una participación del 0,24% del capital con perspectiva negativa a través de su división Invesment Management de Reino Unido. La compañía también informó en agosto de otra posición corta del 0,23% del capital a través de Institutional Trust Company, otra de sus ramas.

BNP Paribas también comunicó una posición corta del 0,4% del capital el 18 de noviembre de 2014, según la CNMV. Otros «hedge funds» con apuestas bajistas relevantes en Abengoa son Och-Ziff Management Europe, con el 0,89%, D. E. Shaw & Co (0,46% y 0,34%), Marshall Wace (0,48%) y Oceanwood (0,47%). El regulador obliga a comunicar la participación cuando supera el 0,2%.

Abengoa tenía el 13 de noviembre posiciones cortas por valor del 5,44% de su capital, cifra que se habrá incrementado durante la semana pasada. La empresa siempre ha sido un objetivo de los bajistas, y las apuestas a la baja llegaron a suponer el 9,72% del capital el pasado mes de abril.

Con las posiciones cortas, el inversor toma prestadas las acciones de otro a cambio de un interés, con la promesa de devolverlas en un plazo. Después las vende en el mercado, y cuando caen, las recompra. La diferencia del precio de venta y el de compra es la ganancia de la operación.

Source: New feed

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia