Los independentistas tampoco pactan eslogan ni logo común

El mundo independentista no acaba de asumir que no haya lista única en estas elecciones. La última consulta a los afiliados a la Asamblea Nacional otorgó un apoyo a esta posibilidad por encima del 85%. Además, la desunión entre las tres opciones ERC, Puigdemont y la CUP plantea incógnitas sobre si su resultado será mejor que una lista única. Con estas premisas, el martes a las 12 del mediodía en Barcelona se reunieron Pere Canal, jefe de Gabinete de Marta Pascal -PDeCAT-, Sergi Sabrià, portavoz de ERC, y Albert Botrán, diputado de la CUP, convocados por los actuales líderes de la Asamblea Nacional, Agustí Alcoberro, y de Òmnium Cultural, Marcel Mauri.

La reunión sólo tenía un punto en el orden del día. Las entidades independentistas querían saber si todavía existía la posibilidad de una lista única que aunara a todas las sensibilidades. No pudo ser. Se habló de unidad de acción, de proyecto común, pero en listas separadas. Sergi Sabrià propuso un logo común o un eslogan común “1 d’octubre”, que estuviera presente en todas las candidaturas para dar una imagen de unidad. El líder de la CUP lo rechazó de plano porque si no hay lista única no era de recibo un eslogan común ni un logo en común. Pere Canal fue más diplomático y dijo que lo tenía que consultar.

El fracaso de la reunión, mantenida en secreto, fue patente. No habrá lista única ni nada que se le parezca. A pesar de la carta que hizo pública ayer, Oriol Junqueras, desde la cárcel de Estremera, y de las declaraciones de Marta Rovira hablando de unidad de acción, a día de hoy, el acuerdo está alejado. Ahora se centran las actuaciones en encontrar un texto que sea asumido por todos los partidos.

Como adelantó LA RAZÓN este martes, sólo se ha avanzado en una resolución contra el 155 y en la liberación de los presos. Sobre la independencia el debate está enconado. El hilo argumental se centra en que “el 1 de octubre no va a desaparecer porque generó un mandato popular”, que “el Parlament declaró la independencia y no hubo posibilidad de implementarla” por “la violencia y la agresión del Estado español” y que “nunca se renunciará a la independencia”. Otra cosa, es como se formularán los pasos a partir del 22 de diciembre. En este punto la discrepancia es total. La CUP quiere que se concreten los pasos para culminar en la República, mientras que ERC tiene otros planteamientos más inconcretos -que han convencido a Carme Forcadell para presentarse y no entrar en el camino de la reincidencia que le prohibió el Tribunal Supremo- se está a la espera de la posición final de Puigdemont que “va de por libre”.

El ex presidente catalán sigue afanoso en confeccionar su candidatura. Algunos empiezan a dudar de la fuerza de esta lista visto los nombres que está barajando Puigdemont. Incluso algunos de estos consultados han rechazado la oferta. Se da por seguro que Jordi Sánchez, líder de la ANC en prisión preventiva, se integrará en la lista, pero no hay ninguna confirmación. En las últimas horas se han conocido los nombres del periodista Martí Anglada ahora “embajador en Francia y Suiza”; la filóloga catalana Laura Borràs; el ex líder del partido de Joan Laporta Solidaridad Independentista, Hèctor López Bofill, como cabeza de lista por Tarragona; el escritor y periodista Vicenç Villatoro, que fue presidente de TV3; el sociólogo y periodista Salvador Cardús; Àngel Castiñeira, profesor titular de ESADE; Marina Geli, ex consejera de Sanidad por el PSC con Maragall y Montilla; Gerard Esteve, presidente de la Federación Deportivas Catalanas; Lluis Guinó, acalde de Besalú y miembro del PDeCAT que ha formado parte de la mesa del Parlament, como cabeza de lista por Girona; Josep Maria Forner, que ya fue cabeza de lista por Lleida en 2015; el empresario Oriol Amat, miembro del lobby separatista empresarial FEMCAT.

Algunos de estos nombres han rechazado la propuesta de Puigdemont y algunos consultados por este periódico, como es el caso de Carod Rovira, afirman que no han recibido esta invitación y que en cualquier caso la rechazarían. Esta situación se produce a menos de 48 horas de cerrar las listas. El Consell Nacional del PDeCAT celebró ayer su reunión para dar apoyo a la lista de Puigdemont aún sin conocerla y poner algunos nombres sobre la mesa “sin ninguna garantía de que sean escuchados por Puigdemont”, que contraprogramó al Consell Nacional del PDeCAT concediendo una entrevista a la misma hora en la televisión del Punt-Avui. Neus Lloveras, presidenta de la AMI, y Miquel Buch, presidente de la ACM, son los nombres del PDeCAT con más posibilidades después del abandono de Marta Pascal y David Bonvehí, los hombres fuertes de la dirección del partido.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles