Los venezolanos desafían un día más a Maduro en la calle

La Policía intentaba ayer contener con gases lacrimógenos el avance de una marcha en la principal autopista de Caracas, en la quinta protesta opositora en lo que va de mes contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro. Como ocurrió en las anteriores manifestaciones, los opositores se concentraron desde temprano en un punto del este de la ciudad, en esta ocasión en la plaza Brion, y luego marcharon.

Mientras el grueso de los participantes en la manifestación se mantenían alejados de los gases lacrimógenos, decenas de pesonas, en su mayoría encapuchados, protagonizaron choques con los efectivos de la fuerza pública, según constató Efe. Los manifestantes exigieron elecciones generales, respeto a la autonomía del Parlamento de mayoría opositora y la liberación de «presos políticos». Una vez iniciadas las acciones de la Policía para dispersar a los manifestantes, el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles declaró desde la marcha: «Aquí lo que hay es represión, más nada (…) el gobierno sigue el paquete del autogolpe; creen que así, con represión, es la forma de resolver la crisis».

Por otra parte, en las cercanías de la autopista Francisco Fajardo, agentes antimotines lanzaron desde un puente gases lacrimógenos para impedir el avance de los manifestantes, cuyo destino final no fue precisado por los organizadores de la protesta.

Las anteriores protestas dejaron un muerto y decenas de heridos y detenidos, así como daños en una sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y en el cuartel general de Capriles, a quien la Contraloría General acaba de inhabilitar para ejercer cargos públicos durante 15 años. A finales de marzo, el Supremo declaró en desacato a la Asamblea pero un día después rectificó y le devolvió los poderes. Sin embargo, el Parlamento sigue muy limitado en sus funciones, sin aprobar leyes.

El jefe de la bancada opositora del Parlamento, Stalin González, aseguró que «la gente va a seguir en la calle». Por su parte, Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, exhortó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a no dejarse utilizar para violar la Constitución. «El hecho de que se usen tribunales militares para juzgar a civiles va en contra de la Constitución», dijo Borges en la concentración. El líder político pidió a la FANB pensar sobre el significado del voto en Venezuela y aseguró que el papel de los militares puede ser «estelar» y acompañar las exigencias de los ciudadanos. Por último, reiteró que los tribunales militares son para juzgar a los funcionarios castrenses, y no civiles.

Source: NGT Internacional

Tagged with:    

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados*