May tiene un as en la manga para aprobar «su» Brexit

Con la «premier» Theresa May más cuestionada que nunca entre sus filas y con la oposición laborista demandando elecciones y un segundo referéndum, existen cada vez más dudas sobre si el Brexit finalmente se hará efectivo, tal y como marca el calendario oficial, el 29 de marzo de 2019. Todo parece estar en su contra, pero la líder tory podría tener un as bajo la manga para sacar adelante su plan.

Downing Street estaría barajando repetir la estrategia utilizada en 1993 por el entonces primer ministro conservador John Major para conseguir que Westminster ratificara el Tratado de Maastricht.

Hace veinticinco años, el Parlamento también estaba completamente dividido ante la cuestión europea. Incluso había un Rees-Mogg que hacía la vida imposible al Gobierno. Lord Rees-Mogg retó (sin éxito) en los tribunales los planes del sucesor de Thatcher y ahora es su hijo Jacob –líder de los «tories» euroescépticos– quien tiene atada de pies y manos a May.

En 1993, los diputados votaron en contra del acuerdo que convirtió a la Comunidad Europea en la UE actual y sentó las bases para la moneda única, el euro. Se creó un drama político similar al que podría producirse ahora si se rechaza el acuerdo del Brexit. Pero Major planteó una segunda votación, esta vez ligada a un voto de confianza en el Gobierno, que también actuó como un voto para ratificar el tratado. Y ganó.

Según fuentes de círculo tory consultadas por este periódico, en Downing Street asumen que cuando May presente en Westminster el acuerdo de salida que pacte con la UE, éste será rechazado en la Cámara de los Comunes porque los tories rebeldes se unirán a los laboristas.

Pero, en medio del caos previsto, se podría repetir la fórmula de Major porque asumen que ningún diputado tory quiere tener unas elecciones generales que pongan en peligro su escaño o den posibilidades a los laboristas para llegar al poder. «La mayoría tory y los unionistas irlandeses del DUP (de cuyo apoyo depende el gobierno en minoría de May) votaría a favor del Ejecutivo en la segunda votación, porque al DUP tampoco le interesa que los conservadores pierdan el poder», aseguran desde el círculo conservador.

De esta manera, May no sólo conseguiría ratificar el acuerdo de salida sino que se garantizaría permanecer el puesto hasta que la formación convoque luego, de manera más pausada, primarias de cara a las generales de 2022.

Paradojas de la vida, hoy Major es uno de los grandes protagonistas de la campaña a favor de celebrar un segundo plebiscito. Tanto él como el ex premier Tony Blair han intensificado en las últimas semanas su colaboración con el que fuera líder de los liberal demócratas y viceprimer ministro, Nick Clegg, en su misión europea para detener el Brexit.

Source: NGT Internacional

Tagged with:    

About the author /


Related Articles