Merkel retrasa su plan maestro sobre migración por desacuerdos con la CSU

El ministro del interior alemán Horst Seehofer, de la CSU (soció conservador de la CDU de Merkel), anunció hoy en Berlín que la presentación del plan de choque contra la inmigración ilegal en Alemania no tendrá lugar mañana como estaba previsto. El diario «Bild» aseguró que la razón de que se pospusiera la cita es un desacuerdo entre los bávaros de la CSU y el partido de la canciller. Seehofer quiere que las autoridades fronterizas tengan capacidad para negar la entrada en el país a refugiados a los que se les ha concedido asilo en otros países de la UE. La CSU tiene unas difíciles elecciones regionales en Baviera en octubre en los que Alternativa para Alemania puede amenazar su hegemonía en este «land».

Las nuevas medidas en política de inmigración está también relacionado con el caso de Alí Bashar, refugiado iraquí que violó y asesino a la pequeña Susanne Feldman, de 14 años, en Wiesbaden.

Pero el caso, más allá de la consternación y del consiguiente castigo judicial, el caso ha reavivado una vez más el debate migratorio en Alemania y sobre todo lanza al aire una serie de interrogantes donde se mezclan a partes iguales errores administrativos, falsa documentación y multitud de sospechas. De hecho, las autoridades alemanas han reconocido ahora que Bashar abandonó el día 2 el país rumbo a Irak con sus padres y cinco hermanos con un salvoconducto emitido presuntamente por la embajada de Irak y donde aparecían nombres diferentes a los de sus pasaportes y que usaron para sus billetes de avión. Esto, unido a que la solicitud de asilo de Bashar fue rechazada a finales de 2016 pero su proceso aún estaba abierto después de que un abogado recurriera la decisión, ha generado críticas en el país y ha llevado a los políticos a reclamar que se aclare todo lo sucedido. En esta línea, y ante la conmoción social, el ministro alemán de Interior, Horst Seehofer, avanzó que su departamento ultima una reforma de calado de la política migratoria. “La política de asilo en Alemania debe revisarse profundamente. No disponemos de una batería de reglas para el futuro”, advirtió en una entrevista publicada ayer por el periódico “Bild”. “Por eso voy a presentar un plan maestro que contiene 63 medidas”, agregó sobre un nuevo paquete de propuestas que dará mañana a conocer. Una reciente encuesta elaborada por el instituto demoscópico Emnid reveló que un 54% de los alemanes apoya la postura defendida por el líder parlamentario de la CSU, Alexander Dobrindt, de negar la entrada a Alemania en la frontera a migrantes que provienen de terceros países considerados seguros. Mientras, un 34% abogó por que se les permitiese la entrada en la potencia europea.

Source: NGT Internacional

Tagged with:    

About the author /


Related Articles