Mil versiones del profesor de Cs sobre la carrera de Casado

El ex director del Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros Alberto Pérez de Vargas ofreció ayer versiones confusas sobre los estudios del vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, cuyos logros académicos han sido puestos en tela de juicio para disgusto del diputado por Ávila, señalado otra vez después de que en mitad del «caso máster» –que fulminó a Cristina Cifuentes– se le marcara por su currículum.

La nueva andanada contra Pablo Casado la lanzó Pérez de Vargas al asegurar que «hubo facilidades» para que terminara sus asignaturas y que la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, llamó interesándose por su carrera.

«El Mundo» publicó el miércoles que el popular aprobó 12 asignaturas en el Cardenal Cisneros, de las 25 de Derecho, en cuatro meses, justo después de ser elegido diputado en la Asamblea de Madrid. Sin embargo, el ex director del CES dio ayer explicaciones bien distintas. Según su última versión, el vicesecretario de Comunicación del PP llegó al centro «cobijado o ayudado por las autoridades de la Comunidad de Madrid» pero no tuvo trato de favor y Aguirre no llamó para presionarle. En La Sexta negó también que cualquier otro dirigente del PP se pusiera en contacto con él para que beneficiara al actual vicesecretario de Comunicación. Y sobre las diferentes versiones que ha dado, Pérez de Vargas dijo que «los que han hecho la crónica de “El Mundo” la han vestido de tal forma que parecía que [Aguirre ]nos estaba llamando todos los días».

En una entrevista en Onda Cero, el ex director del CES indicó que dos profesores «muy afines» a la presidenta le presentaron en su despacho a Pablo Casado, quien en 2005 se matriculó en el Cardenal Cisneros tras cursar la primera parte de sus estudios en Icade. «Es cierto que era un chico prometedor y tenía muy buenas amistades y se sentiría más arropado o lo que sea, pero él pasó por todo lo que hay que pasar», indicó Pérez de Vargas.

Esperanza Aguirre «jamás» le llamó para pedir ningún tipo de intervención –«no tiene ni pies ni cabeza»– apuntó, aunque el ex director del centro adscrito a la Universidad Complutense de Madrid añadió: «Creo que sí llamó a algunos de los profesores; saberlo no lo sé, no tengo una prueba fehaciente, pero no cabe duda de que era alguien –Casado– muy bien visto por los estratos del poder imperial».

Asimismo, en la Ser, Pérez de Vargas consideró que «no es muy verosímil» que se apruebe la mitad de una carrera en cuatro meses. «Puede ocurrir, pero como dice el rector de la Complutense es una cosa rara», aunque precisó: «Probablemente estamos interpretando el conjunto de la asignaturas uniendo las convalidadas con las cursadas». Y en Cope afirmó que había «un evidente interés por Casado, pero es absolutamente falso que hubiera presiones».

Por su parte, María Dolores Hernández, secretaria general del Cardenal Cisneros y que fue profesora de Casado, aseguró en La Sexta que el dirigente del PP «tiene sus adaptaciones y convalidaciones como cualquier otro alumno», al tiempo que negó haber sufrido presiones para aprobarle. Hernández criticó a Pérez de Vargas al afirmar que «está poniendo en entredicho el trabajo de esta universidad» con «declaraciones totalmente falsas» y aseguró que se trata «de una venganza personal» hacia el centro, del que fue expulsado en 2013 por contratar a su hija de forma irregular.

Respecto a su salida de Ciudadanos, el ex director del CES dice haberlo hecho «porque algunos medios están asociando estos sucesos con algún tipo de estrategia política del partido».

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles