«Negación»: ¿Que no existieron las cámaras de gas?

La mirada objetiva de muchos supuestos historiadores (de ayer y de hoy, sobre el Holocausto y sobre otros tantos asuntos) en ocasiones no va más allá de sus prejuicios y principios ideológicos. No observan la historia bajo el acontecimiento en sí mismo, bajo la luz que arroja la documentación que conservan los archivos y las bibliotecas, sino como una materia maleable que pudieran adecuar a su antojo para respaldar sus particulares credos políticos o religiosos. Estas personas consideran que la historia es una especie de mantequilla que pudieran rebañar y extender a su antojo por las páginas de sus diferentes libros y artículos. Lo asombroso del caso judicial entre la historiadora Deborah Lipstadt y el negacionista británico David Irving, que ahora retrata la película «Negación», de Mick Jackson, es que sucedió en la década de los noventa del siglo pasado y que la sentencia sobre el mismo se produjo en 2000. O lo que es lo mismo: en esas fechas, un juez tuvo que pronunciarse en Reino Unido sobre si el Holocausto había existido o no, lo que ya de por sí debería resultarnosescandaloso.

Si el filme, protagonizado por Rachel Weisz– que en este trabajo, además, está respaldada por unos excelentes secundarios: Tom Wilkinson, Timothy Spall y Andrew Soctt– tiene un rasgo de clarísima actualidad es por mostrar de una manera abierta cómo el pasado, incluso aquellos sucesos y capítulos sobre los que no cabe ninguna duda, es manipulado en nuestra sociedad de una manera artera, astuta y malintencionada, y cómo sus tergiversadores extienden sus ideas y proposiciones aprovechándose de los nuevos altavoces mediáticos, sedientos de espectacularidad, amarillismo, polémica, escándalo, novedad y sensacionalismo. «Creo que debemos comprender de una vez que todas estas personas que aún niegan que existió el Holocausto no es por no haber consultado documentos concretos o por haber ignorado determinados hechos históricos», aclara a este periódico Deborah Lipstadt, que tuvo que afrontar un juicio por refutar y cuestionar a David Irving en uno de sus libros.

Source: New feed

Tagged with:    

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia