Odebrecht: Los sobornos ponen en jaque a Latinoamérica

En América Latina ya se hablaba de un monstruo marino llamado Kraken en los tiempos de la conquista. Según qué cultura, era descrito como un ser de tentáculos infinitos o con dientes afilados, que dormía en mares del Caribe y el Pacífico. Un día la criatura despertó y carcomió los débiles cimientos del continente, cuyas venas seguirán abiertas hasta la eternidad. Esa criatura maligna está encarnada hoy en día por la poderosa constructora brasileña Odebrecht, cuyos ex diretivos han revelado el pago de sobornos millonarios a ministros, presidentes y funcionarios de varios países latinoamericanos hasta conformar una lista de más de mil señalados por corrupción.

Esta semana, Perú ha sido el país en el punto de mira. Ayer mismo se filtraban extractos del interrogatorio a Marcelo Odebrecht, ex directivo de la compañía, efectuado en noviembre pasado por fiscales peruanos donde se hicieron serias acusaciones a varios ex presidentes peruanos. «Con certeza apoyamos a todos. A Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala, a Keiko Fujimori», asegura el empresario brasileño, condenado a 19 años de cárcel por varios delitos, entre ellos lavado de dinero y asociación para delinquir.

De acuerdo a la grabación, Marcelo Odebrecht afirma que le pidió a Jorge Barata, ex representante de la constructora en Perú, apoyar más a la lideresa de Fuerza Popular –Keiko Fujimori–, quien era una de las favoritas en los comicios celebrados en 2011. Sobre el actual presidente, Pedro Pablo Kuczynski, indicó que su empresa contrató al entonces empresario y ministro como consultor.

Precisamente Kuczynski logró conservar la semana pasada su puesto al frente del Ejecutivo después de que el Congreso rechazara iniciar el proceso de destitución presentado por la oposición por una supuesta «permanente incapacidad moral» por los vínculos del mandatario con Odebrecht.

Finalmente, éste se retractó y aceptó que su empresa sí había recibido pagos de Odebrecht, pero que no fue él quien firmó los contratos, sino un tercero. El presidente declaró que el pago de 782.000 dólares hecho por Odebrecht a su empresa Westfield Capital, entre 2004 y 2007, correspondió a contratos firmados por su ex socio Gerardo Sepúlveda.

En esos años, Kuczynski fue ministro de Economía y primer ministro del Gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), pero asegura que no manejó los negocios de su compañía mientras ocupaba un cargo público.

Source: NGT Internacional

Tagged with:    

About the author /


Related Articles