PP y Cs retrasarán la reforma del PSOE para exhumar a Franco

Ciudadanos (Cs) tiene ya decidido presentar de nuevo el lunes un escrito en el Congreso solicitando una nueva prórroga del plazo de enmiendas a la reforma de la Ley de Memoria Histórica. El PP deja más en el aire su decisión, pero lo lógico es que siga los pasos del partido de Albert Rivera, lo que supondrá que el Gobierno asuma que se prolongue una semana más la tramitación de esta reforma, el último instrumento improvisado para poder intentar seguir adelante con la exhumación de los restos de Franco sin que termine en la catedral de La Almudena, en Madrid. PP y Cs suman mayoría en la Mesa del Congreso, y ya la pasada semana impusieron su mayoría para ganar tiempo en la preparación de las enmiendas que los dos grupos incorporarán al texto.

El Gobierno ve cómo se acumulan obstáculos contra su decisión de pasar a la historia por ser el Ejecutivo que sacó los restos del dictador del mausoleo que ordenó construir. La falta de previsión choca con la carrera contra reloj que ha emprendido el PSOE para apuntarse este tanto político en su competencia electoral con Podemos, su último objetivo es cumplir su palabra antes de fin de año.

Desde la dirección parlamentaria de Ciudadanos confirmaron ayer a este periódico que necesitan más tiempo porque están redactando enmiendas en la línea del informe de expertos que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha desatendido. «Necesitamos más tiempo, seguimos pidiendo prórroga, no hay cambios en eso», ratificaron las fuentes consultadas. El PP también anticipa que lo previsible es que sigan yendo de la mano del partido de Rivera, si bien la nueva dirección popular advierte de que esta ley debieron haberla derogado en la etapa de mayoría absoluta, y que todas sus actuaciones serán coherentes con este planteamiento. El nuevo PP hace autocrítica y cree que desaprovecharon la etapa de Gobierno de Rajoy de mayoría absoluta para promover la derogación de la Ley de Memoria Histórica. Ahora proponen sustituirla por una nueva Ley de Concordia, en la que están trabajando en la fundación que preside Adolfo Suárez Illana. La mayoría de la Mesa puede mantener prorrogado el plazo de presentación de enmiendas parciales el tiempo que quiera. Una vez que se abra plazo y se presenten las enmiendas parciales, pasarían a discutirse primero en ponencia, para informe, luego comisión, y después, emitido el dictamen, la reforma llegaría al Pleno del Congreso y al Senado. La falta de previsión ha obligado al Gobierno a ir retrasando los plazos para cumplir con su compromiso desde finales de junio. Fuentes de Cs aseguran que su intención no es congelar la tramitación de esta reforma, sino sólo hacer bien su trabajo sobre la base del informe que elaboró un grupo de expertos en los últimos meses del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Al margen de la motivación de esta nueva prórroga, lo cierto es que la realidad parlamentaria, condicionada por la precaria mayoría que sostiene al Gobierno, complica que pueda ahora cumplir el objetivo de que los restos de Franco sean exhumados antes de fin de año. PP y Cs coinciden en dejar claro que a su juicio éste no es, en ningún caso, un asunto urgente, aunque así se haya planteado desde el Gobierno. Si el PP se desmarcara de la solicitud de una nueva prórroga, Cs no tendría mayoría en la Mesa y la reforma seguiría esta próxima semana su tramitación parlamentaria.

El PSOE necesita sacar adelante esta reforma para continuar con sus planes porque es la última vía que ha contemplado para cortocircuitar la intención de la familia de Franco de llevarse sus restos a la cripta que tienen en La Almudena. Los socialistas enmendarán la Ley de Memoria Histórica para prohibir que los restos sean sepultados en un lugar visible de la catedral madrileña. También pretenden incorporar a la ley la prohibición de exaltar la dictadura en espacios públicos con sanciones. Una manera de forzar a la Iglesia a oponerse a los planes de los nietos de Franco, y obligarles a que inhumen a su abuelo en un espacio privado.

El Gobierno, no obstante, insistió el pasado jueves en que está listo el inicio de la segunda y definitiva fase para la exhumación de Franco. Una vez finalizado el plazo de alegaciones que el Ejecutivo central abrió tras anunciar su intención de seguir adelante con esta iniciativa, ahora se aprueba continuar con el procedimiento administrativo que afecta al Ministerio de Justicia, a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de El Escorial. Finalizados estos trámites, el Gobierno abrirá otro plazo de 10 días para alegaciones. Es decir, que en 40 días finalizará definitivamente el proceso y Franco será exhumado, según mantiene el Gobierno, antes de que se inicie 2019. El Gobierno también insistió el jueves que no será inhumado en un lugar público como la cripta de La Almudena.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles