Putin da oxígeno a Maduro en su momento más crítico

Una reunión sorpresa para mostrar su respaldo firme al Gobierno venezolano frente a las presiones de la comunidad internacional. El presidente ruso, Vladimir Putin, recibió ayer a Nicolás Maduro en Moscú en una visita exprés. La cita, que tuvo lugar pocos días después de la cumbre del G20 en Argentina, donde Venezuela volvió a ser un punto de preocupación para las grandes economías del mundo, sirvió para reforzar el apoyo político y económico del Kremlin a Caracas. «Por supuesto, nosotros condenamos cualquier acción que conlleve claramente un carácter terrorista, cualquier intento de servirse de la fuerza», dijo Putin al comenzar su encuentro con Maduro.

El líder ruso hacía alusión así al ataque con drones de agosto durante un acto de la Guardia Nacional Bolivariana y a la revelación hace dos meses de «The New York Times» de que la Administración Trump mantuvo conversaciones informales con militares venezolanos para analizar un posible golpe de Estado, medida que no fue contemplada. «Comprendemos que la situación en Venezuela sigue siendo complicada», añadió Putin antes de abogar por el diálogo con la oposición. «Apoyamos sus esfuerzos para lograr el entendimiento mutuo de la sociedad, todas sus acciones dirigidas a arreglar las relaciones con la oposición», agregó el líder ruso. «Estamos de pie y venciendo», subrayó Maduro, que aspira a renovar su mandato presidencial después del 10 de enero gracias a las elecciones de mayo, que no fueron reconocidas ni por los opositores, ni por 14 naciones de la región, ni por EE UU ni la UE.

El encuentro de Moscú sirvió además para reafirmar el apoyo económico de Rusia a Venezuela, un programa «bastante completo e integral», según las palabras de Maduro, aunque no se precisaron más detalles. Sin embargo, su optimismo contrastaba con la prudencia del Kremlin. «Ustedes saben que la situación (en Venezuela) en la esfera económica es todavía difícil a pesar de su modesta, aunque visible, mejora», advirtió poco antes del encuentro el portavoz del presidente ruso, Dimitri Peskov, quien negó además los rumores sobre un posible despliegue de misiles rusos en el país latinoamericano. Caracas pidió el pasado año a Rusia retrasar el pago de un préstamo de mil millones de dólares. Tras unas largas negociaciones, este noviembre se acordó retrasar su devolución hasta el año 2027.

Acuerdo nuclear

Tras su encuentro con Maduro, Putin rechazó ante la prensa el ultimátum de 60 días de Washington para que cumpla el tratado para la eliminación de armas nucleares de medio y corto alcance (INF, por sus siglas en inglés), y advirtió de que si Estados Unidos desarrolla esos misiles, Moscú hará exactamente lo mismo, es decir, «nosotros también lo haremos». Y criticó que «muchos países, una decena, desarrollan ya esas armas, mientras Rusia y EE UU se limitan bilateralmente», aunque Washington destinó hace tiempo un presupuesto para desarrollar este armamento.

Source: NGT Internacional

Tagged with:    

About the author /


Related Articles