Tres acompañantes de Puigdemont declaran que lo llevaban a la Fiscalía belga cuando fue detenido

Tres de los cuatro acompañantes de Carles Puigdemont cuando fue detenido en Alemania el pasado 26 de marzo -dos mossos d´Esquadra y el historiador Josep Lluís Alay- han asegurado esta mañana al juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea, según fuentes jurídicas, que fueron a recoger al ex president a Helsinki «para llevarlo a la Fiscalía belga una vez conocida la orden internacional de detención» cursada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Los tres, junto con el empresario Josep Maria Matamala -que tal y como había anunciado no ha comparecido en la Audiencia Nacional debido a que, según esas mismas fuentes, «no se le ha podido hacer llegar la citación»– están siendo investigados por la posible comisión de un delito de encubrimiento al prestar ayuda a Puigdemont para ponerse lejos del alcance de la Justicia española. Pero ellos insisten, tal y como apuntó en su día la defensa del líder soberanista, que viajaban precisamente de regreso a Bruselas -adonde Puigdemont huyó hace seis meses con el fin de evitar la actuación judicial- para ponerse a disposición de las autoridades belgas. La Fiscalía no ha solicitado ninguna medida cautelar para los comparecientes.

Los dos agentes autonómicos, Xavier Goicoechea y Carlos de Pedro, sólo han contestado a las preguntas de su abogado y se han acogido a su derecho a no responder al instructror y al teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, algo que sí ha hecho Alay.

La Fiscalía se querelló contra los cuatro acompañantes de Puigdemont tras recibir una denuncia de la Policía Nacional y el pasado 10 de mayo el juez acordó su imputación por el delito de encubrimiento. Puigdemont se trasladó a Helsinki desde Bruselas para dar una conferencia y allí se encontraba cuando el juez Llarena curso por segunda vez una euroorden reclamando su detención y entrega a España. Los cuatro investigados le acompañaban de regreso a Bruselas cuando su vehículo fue interceptado a pocos kilómetros de la frontera entre Dinamarca y Alemania. El ex president está ahora a la espera de que un tribunal germano decida sobre su entrega a nuestro país después de que la Fiscalía alemana haya respaldado los argumentos del Tribunal Supremo y apoye su extradición por los delitos de rebelión y malversación de caudales públicos.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles