Trump inclina el Supremo aún más a la derecha

Donald Trump eligió a Brett Kavanaugh, un conservador sólido con conexiones políticas para el Tribunal Supremo plantenado en la agenda política una feroz batalla contra el Partido Demócrata para su confirmación, en un intento por inclinar aún más a la derecha al tribunal más importante de Estados Unidos.

Kavanaugh tiene 53 años y era el favorito del «establishment» jurídico republicano. Fue ayudante de juez Anthony Kennedy, el mismo que dejó una vacante en el Supremo al jubilarse el pasado mes de junio. Al igual que el primer nominado por Trump hace un año, Niel Gorsuch, Kavanaugh será una joven incorporación al tribunal que ayudará a reconfigurar Estados Unidos durante décadas con sentencias que podrían restringir el aborto, expandir el derecho a portar armas y tumbar módulos importantes del «Obamacare».

«Es un jurista brillante con un estilo escrito claro y efectivo, considerado universalmente como una de las mentes jurídicas más agudas y sutiles de nuestro tiempo», dijo Trump durante el anuncio televisado desde la Casa Blanca el lunes. «No hay nadie en América mejor cualificado para este puesto ni nadie que se lo merezca más», sentenció el presidente de EE UU.

Con Kavanaugh, Trump sustituye a un juez moderado por un conservador sin ambages en este tribunal que cuenta con nueve miembros. Se espera que Kavanaugh, que actualmente ocupa un puesto en el tribunal de apelaciones del circuito del Distrito de Columbia, sea menos receptivo que Kennedy a los intereses del «lobby» gay y a las asociaciones abortistas. También tiene un concepto amplio de las prerrogativas del Poder Ejecutivo y ha favorecido la implementación de límites a la hora de investigar al presidente.

En sus declaraciones desde la Casa Blanca, Kavanaugh prometió defender la Constitución y afirmó que un juez debe ser independiente e interpretar la ley, no crearla. «Un juez debe interpretar la Constitución tal y como está escrita», aseveró.

Fuentes de la Casa Blanca informaron de que la decisión final fue tomada por Trump el domingo por la tarde. Las mismas fuentes explicaron que la decisión del presidente se basó en el gran cuerpo de jurisprudencia del juez citada por otros tribunales de Estados Unidos, hecho éste que le señala como un juez al que otros magistrados leen con respeto en toda la nación.

Trump también llamó por teléfono a Kennedy para informarle de que su antiguo ayudante sería nominado para su vacante en el Supremo. Algunos conservadores han hecho públicas sus dudas respecto al compromiso de Kavanaugh en temas controvertidos como el aborto. También han llamado la atención sobre el periodo en el que sirvió en la Administración de Bush hijo, algo que le señala como alguien cercano al «establishment».

Ahora debe recibir el visto bueno del Senado, donde los republicanos tienen mayoría de 51 frente a los 47 asientos demócratas y dos independientes. Al estar los demócratas firmemente dispuestos a oponerse a su nominación, se prevé que la batalla por su confirmación domine los meses previos a las elecciones legislativas del mes de noviembre.

Source: NGT Internacional

Tagged with:    

About the author /


Related Articles