Un Día de las Fuerzas Armadas sin recuerdo a los caídos del Yak

Tal día como mañana, un 26 de mayo de 2003, un avión con 62 militares españoles que acababan de terminar su misión en Afganistán se estrellaba en el monte Pilav de Trebisonda (Turquía). La del Yak-42 fue la mayor tragedia de las Fuerzas Armadas en tiempos de paz y no sólo por el elevado número de víctimas, sino por toda la polémica que rodeo a numerosos aspectos de ese vuelo, desde la contratación del avión, su estado, la identificación de los cadáveres, los procesos judiciales…

Tuvieron que pasar 14 años para que, en enero de 2017, el Consejo de Estado, emitiese un informe en el que se reconocía la responsabilidad patrimonial del Gobierno y del Ministerio de Defensa, y se afirmaba que se pudo haber hecho más para garantizar la seguridad de los militares ante las numerosas denuncias por las escasas -o nulas – medidas de seguridad del avión. Tras esto, tanto la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidieron perdón a los familiares de los fallecidos. Incluso se habló de la posibilidad de hacer un homenaje oficial en honor de los 62 militares, el cual se quedó en la participación de varios de los familiares en el homenaje a los que dieron su vida por España junto al Rey el año pasado, en el Día de las Fuerzas Armadas en Guadalajara. Pero para este año, a pesar de la coincidencia del desfile de mañana y el 15 aniversario, no habrá ningún acto especial.

La lucha de los familiares, constituidos en asociación, llegó prácticamente a su fin a lo largo del pasado año. La resolución del Consejo de Estado y el reconocimiento por parte del Gobierno, además de la petición de perdón, sirvió a la mayoría de los familiares para dar por cumplida su misión al haberse conocido la verdad. De hecho, poco a poco se fue desmantelando la asociación. Sólo un reducido grupo de familiares (seis viudas y 12 huérfanos) presentó un recurso en el que reclamaban indemnizaciones y el resarcimiento económico. A mediados de julio de 2017, Defensa lo desestimó. Pero a muchos les faltaba un gesto más en forma de homenaje.

Sin embargo, tal y como confirmaron fuentes del Gobierno, desde Moncloa no se ha planteado la posibilidad de celebrar ese homenaje, mientras que desde el Ministerio de Defensa se recuerda esa participación de familiares en el desfile de 2017 y se apunta que en el homenaje a los caídos de este año se recuerda a todos los militares que han perdido la vida, entre los que se incluye a los del Yak 42. Una decisión que han criticado varias de las víctimas, que cargan contra el Ejército y el Gobierno por “no programar ningún recuerdo explícito a la mayor catástrofe para el Ejército en nuestra historia reciente”. Así que, los únicos homenajes que se realizarán serán los que los familiares hagan, como el que realizan todos los años en Zaragoza, de donde era la mayoría de los fallecidos.

De esta forma, en Logroño, en la parada militar presidida por los Reyes, se recordará a todos los caídos. Será a partir de las 12:00 horas de mañana sábado, cuando los Reyes llegarán a la calle General Vara de Rey de la capital riojana. Tras pasar Don Felipe revista a las tropas, la bandera llegará desde el cielo portada por varios paracaidistas para ser izada. Bajo ella y durante el tradicional homenaje a los que dieron su vida por España, Felipe VI, como Capitán General de las Fuerzas Armadas, depositará una corona de flores. En esta ocasión irá acompañado de 10 militares y guardias civiles a los que se les ha concedido la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo.

“La muerte no es el final” y el toque de oración darán paso a la pasada de la “Patrulla Águila”, que pintará la bandera en el cielo de Logroño anunciando el inicio del desfile aéreo. Volarán cazas, aviones de transporte como el “A400M” o helicópteros de ataque “Tigre”. Apenas cinco minutos después, comenzarán a desfilar los efectivos y los vehículos. De nuevo, vuelven los grandes blindados como los “Leopard” o los “Pizarro” y, entre ellos, clásicos como los legionarios con su mascota, o los regulares. En total, participan 2.678 militares y guardias civiles, 147 vehículos y 54 aeronaves. Una vez concluido, los Reyes ofrecerán una recepción a las autoridades civiles y militares.

Source: NGT

Tagged with:    

About the author /


Related Articles