Un IVA cultural que mire a Europa

 

Una frase directa y un punto amarillo (el IVA, como un grano molesto) que se va ampliando: “Europa y nosotros, mira la diferencia”. Así comienza el spot realizado por la Unión de Asociaciones de las Industrias Culturales y que hoy ha visto la luz avalado por los miembros de su comité ejecutivo: Jesus Cimarro, Presidente de Faeteda (Teatro), Pascual Egea, Presidente de APM (Música), Francisco López, Vicepresidente primero de ARTE (Música), Ramón Colom Presidente de Fapae (Cine) y Juan Ramón Gómez Fabra Presidente de FECE (Cine).

Este spot, que se emitirá a partir del viernes en las salas de cine y otros soportes adicionales -como las pantallas situadas en los halls de los teatros o de las salas de conciertos y por redes sociales- es un llamamiento a todos los partidos políticos, en primer lugar, para devolver el IVA a un tipo reducido, siguiendo la línea aplicada en el resto de los principales países de la zona Euro (en el anuncio se habla de los tipos de Francia, Alemania, Grecia, Italia y Portugal). En caso de no modificar este punto, una victoria en las urnas del Partido Popular, llevaría a la industria cultural española a un nuevo periodo de tiempo de castigo con el IVA cultural más alto de la zona euro.

El tipo de IVA reducido se vino aplicando hasta septiembre de 2012, de conformidad con la potestad que la Unión Europea otorgó a los Estados miembros (entre otras, Directiva 92/77/CEE o vigente Directiva 2006/112/CE) para establecer una lista de bienes y servicios que pueden disfrutar del tipo reducido, en atención a su carácter social o cultural; entre los que se encuentran (Anexo III Directiva 2006/112/CE) el “derecho de acceso a espectáculos, teatros, circos, ferias, parques de atracciones, conciertos, museos, parques zoológicos, salas cinematográficas, exposiciones y otras manifestaciones y locales semejantes de carácter cultural”.

“Las industrias culturales, como el resto de las industrias, tenemos claro que el sistema se sostiene con impuestos, pero hablamos de pagar los más acordes posible”, han dicho. Las industrias culturales demandan, por un lado, el reconocimiento y la sensibilidad para un sector que produce cultura, “y que la cultura es libertad”. Por otro, que se les dé su lugar “como sector económico estratégico”, que lleva tres años “viviendo de las reservas, que se están agotando” y que se halla en “una situación bastante dramática”, informa Efe.

Source: New feed

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia