Vida, el médico de bolsillo

Johannes Schildt hizo hace dos años de su patología una idea y, de ella, un proyecto que, más tarde, se materializó en una empresa. Y es que este sueco, hipocondríaco confeso, encontró en la tecnología la solución a su problema y, de paso, al de miles de personas. En 2015, lanzó en su país natal KRY, un servicio de atención médica digital que conecta a pacientes y médicos a través de vídeoconsultas en cualquier momento, desde cualquier lugar y, lo que no es menos importante, sin esperas.

Después de la buena aceptación que ha tenido en el país nórdico y en Noruega –con más de 60.000 pacientes y 200 médicos–, la solución aterriza ahora en España, bajo el nombre de Vida, y lo hace con un objetivo muy ambicioso: mejorar el acceso a médicos desde el sector privado y, en el futuro, llegar incluso a colaborar con los servicios de salud pública. De hecho, KRY está integrado dentro del sistema público sueco, lo que ha contribuido a aligerar la carga de pacientes que los médicos de atención primaria del país han de soportar, un verdadero éxito que los responsable de la compañía esperan repetir en España.

Sin esperas

«Todos tenemos que esperar por norma general grandes colas cuando vamos al médico de atención primaria. Sin embargo, muchas de estas consultas se pueden resolver sin la presencia física del paciente, como es el caso de resfriados, infecciones, sarpullidos o alergias. Por eso, nace Vida, para atender a aquellos pacientes cuya patología se puede diagnosticar fácilmente debido a la sintomatología que presentan. En definitiva, queremos mejorar el acceso y la calidad de la atención médica y favorecer la salud de los españoles», explica Diego Guzmán, director general para España de Vida.

En caso de que la dolencia exija la presencia física del paciente o una atención especializada, será el propio médico de Vida quien le aconsejará que acuda a un centro de salud para ser examinado. El funcionamiento de Vida es muy sencillo, a través de su página web (www.vida.es) o de la aplicación móvil, se ingresa y se verifica la información sobre el paciente y se describen los síntomas o motivo de la consulta.

La aplicación permite realizar una consulta inmediata con médicos colegiados o bien reservar una cita en el día y en la hora que mejor convenga al usuario. El facultativo se pone en contacto con el paciente a la hora estipulada. Médico y paciente entablan una conversación por videoconferencia como si de una consulta convencional se tratara. En caso de requerirlo, el médico puede incluso prescribir una receta.

Fines de semana y extranjero

La consulta tiene un precio de 20 euros y se puede prolongar el tiempo que sea necesario, no hay límite. Además, cada médico forma parte de su respectivo colegio de médicos y cumple con la normativa española.

También se pueden solicitar consultas para menores de 16 años en compañía de un tutor legal. En este sentido, los responsables de Vida están estudiando la posibilidad de lanzar un servicio exclusivo de Pediatría, debido al gran número de consultas que reciben sobre niños.

El horario tampoco es un problema, ya que Vida ofrece atención médica de 9 a 21 horas y también los fines de semana. Se puede acceder a la aplicación también desde el extranjero.

Actualmente, cuentan con un equipo de 14 médicos, pero se encuentran en pleno proceso de incorporación de nuevos facultativos debido a la buena aceptación que la solución ha tenido en nuestro país en sus primeras semana de funcionamiento. «La salud se está digitalizando. La tecnología permite mejorar el acceso a los servicios médicos sin limitaciones geográficas ni autonómicas. Además, en España, como en toda Europa, se está produciendo un fenómeno de crecimiento de la población, lo que dificulta, cada vez más, el acceso de los ciudadanos a la Sanidad. Tenemos una buena oportunidad en España para mejorar esta situación, aprovechando, además, el hecho de que es uno de los países de la Unión Europea con mayor penetración de los smartphones», señala el responsable de Vida en España.

Para desarrollar este proyecto internacional, el equipo de Vida ha levantado una ronda de financiación de seis millones de euros, procedente de inversores de diferentes países que han apostado por el proyecto. Es el caso de Index Ventures (Londres y San Francisco), Creandum (Estocolmo) y Project A (Berlín). Además, renombrados miembros de estos fondos de inversión han entrado a formar parte de la Junta Directiva de la compañía. «Tenemos un producto de calidad, un equipo ganador y un buen respaldo económico –nuestros inversores son los mismos que Skype o Spotify–, por lo que contamos con todos los ingredientes para convertirnos en el próximo ‘‘unicornio’’ de las ‘‘start-ups’’ y estoy convencido de que lo vamos a conseguir», concluye Diego Guzmán.

Source: New feed

Tagged with:    

About the author /


Related Articles

Comenta la noticia

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados*